lunes, julio 07, 2008

Trascendental aburrimiento...

Pues sí, otro post sobre el aburrimiento. Y van dos seguidos... ¡pero es que me aburro! ¡como una ostra!. No ya en el trabajo (que también... sino a santo de qué iba a estar yo escribiendo en horas laborales), más bien me aburro en general.

No se, creo que me apuntaré a un cursillo de punto y confección, o me compraré un puzzle o un perro o algo...

Bah, lo que necesito es un cambio de aires. Que no es que uno no tenga sus fantásticos y maravillosos amigos del alma, pero de cuando en cuando apetece cambiar de aires, y hacer gente nueva. Que a los amigos de toda la vida ya no sabes que contarles cuando te juntas con ellos. Creo que es hasta sano, oigan.

Por cierto, hablando del tema único con una amiga mía (sexo y ligues, claro), me decía que lo que más le fastidia es que hoy en día se liga más por internet que como se ha hecho toda la vida: cara a cara.

Y tenía razón. Antes uno iba al bar de turno y alguna miradita de una moza se escapaba. El baile típico y furtivo, la sonrisa soltada con precisión en el momento justo, el cambiar de posición sin que se note para arrimarse al "objetivo"... Parece que hoy en día la gente tiene miedo a arrimarse a quien no conoce, y juro que hace no demasiado no era así.

Echo eso de menos, también.

Joder, estoy lleno de alegrías ultimamente. Menudo humor...

2 comentarios:

Mae dijo...

En lo del ligue por internet es cierto, pero como el cara a cara no hay nada..
Por cierto, no te aburras que no es bueno, aunque a veces es inevitable.
Besos.

Suntzu dijo...

Coincido con Mae. COmo el cara a cara, nada. Que la gente miente más que escribe.