lunes, julio 21, 2008

La desaceleración económica y su puta madre.

Yo no se ustedes, pero aquí, los que trabajamos en un sector de la construcción (aunque sea de humilde remuevepapeles y ponesellos), tenemos una perspectiva bastante clara de que sí que hay crisis económica... y de las gordas.

Me explico. Desde el peligroso filo de la navaja de cualquiera que trabaje en una empresa que distribuya/monte/compre/use material de construcción, uno se puede dar cuenta de muchas cosas. Pero muchas. A saber: caídas de la producción de una media del 75% (en meses malos, hasta un 105%), encargados paseándose por obras en pos de un encargo, reducciones de plantilla (algunas de hasta un 50%) y, el síntoma más grave: empresas constructoras o de montaje que de repente se encuentran en suspensión de pagos o incluso en el RAI (morosos, vaya). Y algunas de estas eran empresas de las de pedidos gordos, de las que no se retrasaban nunca en un pago (por gordo que fuese), de las que tenían un centenar de trabajadores.

O sea, pánico. Cagalera. Terror. Se aprieta la gente el cintrurón que a más de uno se le pone la tez verdosilla...

Agarrese usted los machos, lector. Que las cosas vienen torcidas. Pero eso sí, yo ya tengo la solución, y busco socios. Hay un negocio que nunca lastra falta de clientes. Un negocio tranquilo, pausado, sin grandes sobresaltos y donde el cliente nunca se queja. Voy a abrir una funeraria. ¿Quien se apunta?.

3 comentarios:

Fle dijo...

Yo me apunto a todo, aunque para mí la crisis está, básicamente, en la subida del pollo (que no en la subida de su señora, que esa la llevo estupendamente! :P).

DE verdad, me flipa lo que cuesta ir a comprar. Y no por ir, que eso mira, es un paseico, sinó el tener ue soltar, a la que te descuidas, 50 eurazos por dos mierdas de piezas de fruta y algo de carne.

Mama, miedo.
Y lo de desaceleración, me río yo de la palabrita.
Habrá que empezar a apretarse el cinturón, verás qué tipín se nos queda! ju, já! :P

besicos, gonico!

BoKeRoN dijo...

Entonceeeees... ¿no montas una funeraria conmigo? ¡Trabajo seguro! ¡Y muy poco estresante! (el cliente no suele tener mucha prisa...)

Fle dijo...

Ui que no tién prisa! En cuanto empieza a oler raro, piés pa que os quiero, pinzas mediante!!!
Y luego los que se quedan, que tién prisa para enterrarlo y darle a la herencia entre lagrimita y lagrimita... uf, esos son los peroes!!!

De todas formas, m'apunto... pero no para retocarle el eyerline a las difuntas, ehhh, más bien para llevar las cuentas, qeu luego to se sabe... :P