miércoles, marzo 29, 2006

MeMeando...

La sita Fle me ha mandado deberes en forma de MeMe de esos raros, y yo, como buen cumplidor, contesto...

Ahora, advierto, este meme puede causar daños cerebrales para los restos :P

Hace 10 años, yo: Acababa de llegar a Málaga, despues de tirar tres años de mi vida en un puto pueblo de mierda, donde jamás pienso volver, y que si algún día llego a presidente de éste país, será campo de pruebas nucleares (sin avisar antes a la población). Así que llegué feliz a Málaga. Todavía estaba atontao perdido, y sabía que tenía mucho que espabilar, pero no me corría prisa. Empecé escarceos con el Rol y el Manga, me operaron de fimosis (tengo una Polla Cabrio: descapotable), lo que me dió una buena historia para acojonar a los colegas masculinos en las noches de fiesta. Las mujeres comenzaron a contarme sus problemas, y a mí se me iban cada vez más los ojillos tras sus cuerpos... el cambio hormonal ya era pleno en mí, y además, me gustaba... excepto por las espinillas. También empecé a afeitarme.

Hace 5 años, yo: Tenía ya 20 añitos, camino de los 21. Fue el año que más juergas me corrí, que más colegas hice y el año en que viajé, o inolvidable experiencia, a Praga y Budapest, pagado con el sudor de mi frente y el dolor de mi espalda de trabajar de reponedor en curruful. Además, conocí a alguien que no he vuelto a ver desde hace 4 años, de la que siempre me acuerdo y que me regaló una tontería que jamás se ha separado de mí... Mi zippo. Y con esa persona (quespero esté muy bien, aunque se me da improbable que lea esto), perdí eso que todo joven está frito, fritito por perder. Pero frito. Ya sabeis a lo que me refiero. Mira que tardé, cohones...

1 año atrás, yo: Conocí a mi último mareo sentimental, aunque por suerte eso ya está superado. Me echaron del trabajo para fichar a otro que no pensase hacer oposiciones algun día (aunque los 3000 euros del finiquito hicieron que no me doliese mucho). Pasé por mi mejor momento chechual (3 en 3 días, y no pienso aclararlo), y por el peor (debido a una maldición, 8 meses a two candles, cagaté lorito, me iba a calcificar). Me compré mi primer coche completamente mío, no heredado del agüelo o de mi papi, sino mío, mío, pagado a tocateja, pagado el seguro por mí, la matriculación, la ITV y los etcéteras...

Ayer, yo: me levanté a las 6:45 para ir al currele. Me afeité, me puse mi cafelito con cereales, tiré para el curro escuchando El DespertaRock en Rock & Gol, me pulí todo el trabajo de la oficina en 2 horas (me faltó ponerme a quitar el polvo), llegué a mi casa y comí con un hambre lupina, me revisé el blog, le mandé un mensajito a Marita para cerciorarme de que su estómago no se había autodigerido, y quedé para hoy con una amiga de las viejas. Me quedé frito en el sofá del cuarto del ordenador escuchando mi empizrí, y viendo a mi padre machacar americanos al Day of Defeat (que vicio tiene, el viejo, que jubilación se está pegando...). Me despertó mi amiguísima Mónica para ir a tomar unas cervezas, cosa que accedí a hacer (siempre Mahou, SIEMPRE, mahou, san miguel o carlsberg, cualquier otra cerveza es mala). Volví a mi casa, cené, vi Jaus un ratito, y me fuí a la cama donde quedé frito en 0,021 décimas de segundo.

5 lugares especiales para mí:

- El Zeppelin, bareto-segundo hogar, parte de los últimos 7 años de historia del Chopi. Es como estar en casa, pero por la noche...

- La cafeta de la facul, cuantas horas y horas cursando créditos de cafetería...

- Mi coche, el Chopolocípedo, mi niño que lo quiero yo... Es sólo un Ford Fiesta con 12 años (lo compré de segunda mano) pero es MI Ford Fiesta con 12 años. Mío, sólo mío...

- El centro de Málaga: cuantas ferias, cuantos findes, cuantos cafés, cuantos paseos por las librerías de segunda mano...

- Iremos a segunda, jugaremos como el culo, todo lo que querais, pero me sigue dando exáctamente la misma sensación cada vez que entro en el estadio de La Rosaleda, que cuando entré por primera vez con sólo 10 añitos: ¡ME GUSTA EL FURGOL!

Osea: Me da igual. Estoy a gusto en todos lados excepto en los hospitales y en los cementerios...

5 alegrías para mí:

- Una llamada de uno de los colegas cercanos, con ese tono de fiesta y ese "vengase usté pacá, que se ha abierto la veda del alcohol salvaje..."

- El reconocimiento de haber hecho algo bien. Sí, lo sé, soy adicto a la palmadita en la espalda. No está mal que por una vez, alguien me diga lo bueno que soy, leches, que el orgullo no se alimenta sólo...

- Cuando un colega liga, que quereis que os diga, siempre dice uno aquello de: "Aaaay, miraló, que machote, y parecía tonto cuando lo compramos en aquella pajarería..."

- Un perro corriendo por el campo. No me pregunteis por qué, ni yo mismo lo entiendo, pero siempre sonrio cuando veo un perro correteando por el campo, o por un jardín, o por donde sea... Será que me acuerdo de mi Tobi (Requiescat in pace perrunam).

- Cuando un libro me llega. Es de los mejores momentos, te dan ganas de leerlo otra vez y de comentarselo a todo el mundo... ¡a quien sea!

5 juguetes favoritos:

- Mi Game Gear. Ya está rompida, pero la guardo como oro en paño: cuantas horas jugando al Sonic, al Halley Wars, al Shinobi, al Alien 3, al Fatal Fury Special...

- Mi Joystick Logitech WingMan Extreme: Lo compré a medias con mi padre, por nuestro mutuo vicio a los simuladores de vuelo: 9 botones, palanca de gases y 3 hat de 8 direcciones cada una... un lujo

- Mi bola de billar adivina: si, si, una de esas que haces una pregunta, la remeneas, y te sale una respuesta. ¡Cuantas preguntas, leñe! ¡ Si la bola hablase, escribiría un libro sobre mis dudas!

- Un balón de furgol. Horas y horas, y goles, y driblings, y recortes, y agujetas desde hace unos 2 añitos...

- Los He-Man. Se los regalé a un vecinito chiquitín, y todavía me arrepiento. Yo tenía He-Man puño trueno (el que le metías petardos en una mochila en la espalda), Kobra Khan
(el hombre serpiente que llenabas de agua y la espurreaba cuando le apretabas la cabeza) y mi favorito, el hombre-erizo Spikor (¡ése sí que molaba!), aparte de tener el chulísimo BlasterHawk , que podía lanzar discos... ay, que tiempos... snif, snif...

5 personas a joderse y hacer el meme:

¡Todo el que lo lea! (¿a que soy joputa?)

Venga, ale, yastá, flefa, pa que no te quejes...

martes, marzo 28, 2006

¡Debate, debate, bendito debate!

Pues parece que de mi anterior post ha salido más de lo que yo me esperaba. Si es que es bonito que a uno le lleven la contraria, y poder pelearse un poco para ver como es el mundo desde cada cristal con que se mira...

Continuad, continuad, llevadme la contraria, que sabeis que me encanta, llevaosla los unos a los otros... Pero no os exalteis en exceso ¿eh?. A ver si podeis distinguir bien entre el debate apasionado y las peleas de patio que montan los politiquillos, que no quiero tener que clausurar un post por exceso de insultos...

Ale, ale, seguid, por favor.

jueves, marzo 23, 2006

Aguando fiestas...


En serio, no es por ser pesimista ni nada, pero es que hay cosas que a mi...

Lo de la tregua de Eta, pues que suena muy bien y eso. Que qué bien, que van a dejar de matar y tal, yo que me alegro...

Pero hay un par de cositas... para empezar, la tregua es a cambio de la autodeterminación vasca, que me parece muy bien que se defienda y eso, pero lo que no me gusta es el contrato estilo: Yo no mato y tu me das lo que yo te pido.

O sea, que si yo quisiera que se prohibiese, por un poner, que las mujeres con menos de 90 de talla de sujetador no pudiesen ir en bikini a la playa, sólo tengo que ponerme a matar gente de manera indiscriminada, y ofrecer dejarlo a cambio de mis exigencias... Muy peligroso ¿no?. Tal vez, por eso los gobiernos NO NEGOCIAN CON TERRORISTAS. Los terroristas, a la carcel, ¿que no quieres ir? no haber matado gente, chico...

Y lo segundo, que mira tú, que planteo la tregua cuando me sale de los cataplines. A lo mejor, y como ya hizo la banda criminal en ocasiones anteriores, es para que las fuerzas de seguridad (por mandato gubernamental, que si es por ellos...) les dejen cancha para rearmarse. No podemos olvidar que, a partir de la llegada del señor bigote Ansar, los etarras recibieron palos hasta debajo del sobaco, llegando al punto de estar casi desarticulados (le picó a Jose Mari que intentasen finiquitarle a él en persona, si señor...).

Ahora es un buen momento para que ZP les diga algo que ya dijo Felipito Tactún en sus tiempos: la tregua, por mis cojones. Si piden tregua, es que están jodidos. Ahora más que nunca es cuando hay que endiñarles fuerte. Eta lleva 1000 días sin poder matar más que el tiempo, y eso es porque les hemos hecho mucho daño. Ahora es el momento de rematar. De demostrar que los gobiernos democráticos de este país, estemos más a favor o en contra de ellos, saben sacar las uñas cuando hace falta. Podemos derrotarles...

Zapatitos, saca el Bambi de hierro de una vez, que falta hace. Prometo no llamarte ZoplaPollas hasta las próximas elecciones si les pones los puntos sobre las íes a esa panda.

Va mi palabrita de Chopi...

domingo, marzo 19, 2006

Ana Bolena, o Anita Seisdedos

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Ana Bolena es uno de los personajes favoritos de la historiografía inglesa, y no es para menos, ya que su vida es digna de un drama hollywoodiense.

Nacida en 1507, fue entrenada desde pequeña para ser reina. Entre sus muchas facultades, estaba una gran capacidad para la interpretación de las artes escénicas (que era lo que se suponía que las mujeres debían aprender por aquel entonces). Vamos, que cantaba y recitaba muy bien, la moza.

Con 12 añitos fue enviada a la corte de Francia, donde fue dama de compañía de la reina Claudia. Se dice que la Anita era tan simpáticota que se convirtió en una de las favoritas de la reina (contaría buenos chistes, digo yo). Allí pasó tres años bastante felices, dedicandose a contarle cotilleos a la reina y asistir a banquetes y ceremonias. Un duro trabajo...

En 1521, fue reclamada a la corte anglosajona, el cual era su objetivo primario, y en una actuación teatral en palacio, fue donde a Enrique VIII se le quedó la boca abierta al verla. El Enriquito se enchochó de tal forma, que comenzó a maquinar para frenar el noviazgo de Anita con el heredero de Northumberland, el futuro conde Henri Percy, que era un galán guapete y machote de los de antes.

Anita era una moza que se sacaba mucho partido: su rostro era de anuncio de cosméticos, y sabía disimular muy bien el hecho de que hubiese podido salir en Desafio Total sin necesidad de maquillaje: efectivamente, Anita tenía 6 dedos en una mano, y además, 3 tetas, aunque ese extremo está por confirmar (oye, a lo mejor le quedaban bien y todo...).

Pese a estas pequeñas mutacioncillas, Anita era un ejemplar de mujer fashion de la edad moderna. Su vestuario siempre era exquisito, y podía decirse que marcaba tendencias, la tía.

Quedamos en que el rey se había enchochado de Anita, pero había un problemilla. El rey ya estaba casado. Y nada más y nada menos que con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos y hermana del Emperador Carlos I (V de Alemania, que hay que deciroslo todo, leches...). Vamos, que uno no se divorciaba de Catalina así como así.

Catalina y el cochino inglés ese habían tenido una hija, María, pero el rey quería tener un hijo varón al que nombrar rey (eso de una reina en Inglaterra, pues como que no les casaba, a los anglos), además, la nobleza británica prefería ampliamente a Ana, pues les jodía el alma que una española les mandase. Así que entre la falta de riego sanguineo al cerebro de Enrique (estaba todo el día con la bandera izada, y es que era un poco salidillo, el hombre...), las presiones de la nobleza, y que la Anita se había hecho ya a la idea de ser Her Majesty the Queen (que queda mucho mejor que ser la fulana del rey, claro...), Enrique VIII pidió al papado el divorcio de Catalina.

Evidentemente, a su hermanito Carlos, que la quería mucho, no le hizo pajolera la gracia que a su hermana la dejasen compuesta y sin reino por una mutante, y como el Papa Clemente VII tenía que cambiarse los pañales cada vez que Carlos le miraba mal, pues el Sumo Pontífice se negó a ello, y le dijo que de divorcio, nones.

Así, en uno de los momentos en los que tomaba una ducha fría y le volvía el riego, Enrique ideó la solución: se creó su propia iglesia, y mandó a tomar viento al Papa. De hecho, ya de paso, se nombró a si mismo Papa, que le hacía ilusión. Así nació la Ilgesia Anglicana, que hoy día todavía perdura.

Como el era el papa de su propia iglesia, no le costó mucho que el Arzobispo de Canterbury le divorciase de Catalina, que se volvió a Aragón con un berrinche que no veas.

Una vez en el trono, Anita se dedicó al que sería su principal trabajo: follar todo el día hasta que tuviese un hijo varón de Enrique. Al rey, no le pareció nada mal que la reina le dedicase tanto esfuerzo a ello.

Un día, una bruja llegó con un buen presagio: dijo a Anita que sería la madre del mayor monarca de la historia de Inglaterra (o pérfida Albión, como preferais llamarla...). ¡Qué bonito, qué felices eran todos!.

Lo primero que tuvieron Anita y Enriquito fue una hija. No pasa nada, sirve para ensayar mientras viene el niño. El problema fué cuando vino el niño... porque vino muerto... el mismo día de la muerte de la enfurecida (pues las españolas, ya se sabe como las gastais...) Catalina de Aragón. Hay que mala leche. Toma maldición. Dos velas negras, basura...

Además, desde el momento en que llegó al trono, Anita pasó de ser un ser angelical, a una auténtica bruja piruja de temperamento irrefenable. Vamos, que gastaba una mala hostia del copón, y se volvió de caprichosa y tontuna que parecía una version moderna (entiendase como del siglo XV) de Paris Hilton.

Así que el marido Enriquito repitió proceso. Se buscó otra que estuviese más buena y fuese más joven, en este caso Jane Seymour (si, como la doctora Quinn, yo no tengo la culpa), y como no le apetecia divorciarse otra vez, acusó a Anita de adultera y bruja piruja. Así que la mandó ejecutar, que además ya le había cogido un asquito que casi tienen que convencerle para que no la ejecute él mismo en mano.

Dicese que el 2 de mayo de 1536 (si es que, esta visto, a los enemigos de España siempre les jode el 2 de mayo...), día de la ejecución, en el momento de subir al cadalso a que le quitasen de pagar hacienda para los restos, Anita tuvo un momento de extraordinario humor negro y de alta dama, al llegar ya con el cabello recogido (aquí yo y mi coñ...). Dicen que hasta su cabeza rodó con estilo y maestría, oigan, que fina era.

Ese mismo día, Enriquito se casó con Jane Seymour, la 3ª de sus 7 esposas que tendría. Y es que, donde las dan, las toman, y es que las maldiciones de una española cabreada porque le han quitado el marido, no se las salta una inglesa....

Ah, por cierto. ¿Os acordais de lo que dijo la bruja?. ¿Y os acordais de que Enriquito y Anita tuvieron una hija?. He olvidado decir que la hija se llamó Isabel. Isabel I de Inglaterra. La reina virgen. El mayor monarca de la historia de Inglaterra...

lunes, marzo 13, 2006

Perito cervercero

Bueno, pues parece que voy a trabajar por el bien de la humanidad...

Finalmente, me han llamado de la Mahou para incorporarme mañana como administrativo, donde me esforzaré duramente porque las cervezas lleguen a los bares, y no se detenga el curso natural de la historia...

Porque ¿qué pasaría aquí en málaga si no pudiesemos tomarnos una cañita con las tapitas pescaito frito?. Sería una implosión de la realidad de consecuencias inenarrables.

Ahora, eso sí, notareis como Chopi cambia sus horarios. Se van a acabar los post a las 4 de la mañana. Más que nada, porque entro a trabajar a las 8 A.M. , lo cual me obliga a levantarme a las... ¡7 de la madrugada!. Por diox, si esa es la hora a la que solía volverme a casa de fiesta...

Pero en fin, peor era en Curruful, que me levantaba a las 5:45 A.M.

Deseadme suerte.

jueves, marzo 09, 2006

El hombre que pudo reinar


Toca reseña cinéfila hoy. En éste caso, mirando hacia atrás en el tiempo.

A todos nos gusta el cine de aventuras, y el primer título y gran exponente que se nos viene a la cabeza es cualquiera de Indiana Jones. Las aventuras del arqueólog del gorro de fieltro y el látigo han calado hondo en los corazones de los cinéfilos.

Pero... ¿y si os digo que no es la mejor?. ¿Y si os digo que existe una película cuyo espíritu aventurero, su humor fino, y su gran historia supera con creces cualquiera de las 3 películas de la saga de Lucas?. Os costaría creerlo, ¿verdad?.

Pues es cierto. Existe un film que es la máxima expresión de la aventura, el compañerismo, la mística y el valor. Su nombre, EL HOMBRE QUE PUDO REINAR (1975), dirigida por el magnífico John Houston (El halcón maltés, La reina de áfrica), y protagonizada por los excelentes Michael Caine y Sean Connery como los dos buscavidas protagonistas y Christopher Plummer en el papel de Ruyard Kipling, autor de la obra en la que se basa la película.

En ella se narra las aventuras de dos ex-soldados imperiales británicos que se buscan la vida de cualquier forma menos trabajando en la India británica del XIX. Allí, por una casualidad, conocen a Ruyard Kipling, y descubren que es masón como ellos tras haberle robado el reloj.

Tiempo después, se presentan en la oficina de Kipling (entonces corresponsal de un famoso periódico indio) para que les deje investigar sus libros en busca de información para su último plan: viajar a la desconocida tierra de Kafiristán, ganarse la vida como mercenarios, y después conquistar el país y saquearlo (con un par).

Entonces comienza una odisea de grandeza inconmensurable, a través del viaje de los dos amigos por llegar hasta tan inhóspita tierra, y sus aventuras una vez allí.

La película cuenta con un guión imaginativo, fantástico, genial, unas interpretaciones de Connery y Caine realmente acertadas (el papel estaba pensado para Clarck Gable y Humphrey Bogart, pero los británicos dan la talla a la perfección), unas escenas impactantes y llenas de belleza y una banda sonora perfectamente adecuada.

Evidentemente, el fino humor y la flema británica está presente en todo momento, y no quiero contaros mucho más de la película.

Alquiladla, bajarosla por el burro, robadla, compradla o lo que haga falta, pero si alguna vez os gustó una película, no podeis perderos esta. Una de las pocas peliculas "perfectas" de la historia.

(Coño, ya me tocaba hacer una reseña de una buena película, y esta es la mejor que se me ha ocurrido... XD)

Si alguna vez os ha parecido que el Chopi tiene criterio para algo, o si simplemente os caigo bien, o si os caigo fatal y quereis decir que me equivoco, no importa el motivo, buscad esta película. Todavía recuerdo cuando la ví por primera vez... te cambia la perspectiva del cine.

O a lo mejor no es para tanto, pero buena es un rato, como mínimo.


- Pregunta si sois dioses
- Dile que somos británicos, que es casi lo mismo...

lunes, marzo 06, 2006

Questoy ocupao, leches...

Sí, que sí, que ya hace que no escribo nada, pero leches, dias moviditos. Ya os contaré el esperpento de entrevista de trabajo que hice ésta mañana a las nueve (una empresa de Telecomunicaciones que no tiene ni página web). Pa mearse.

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, me acaban de llamar para confirmar la entrevista de ésta tarde en Tecnocasa... que puede que sean lo que querais, pero leches, que serios comparados con los mamelucos de ésta mañana.

Me he quedao sin ver los oscars por la mierda empresa de ésta mañana... asco vida.

miércoles, marzo 01, 2006

Chopitest al canto

Po zi, volvemos a la clásica y un poco olvidada manía de los tests. Como siempre, todo blogero que lea ésto puede trasladarlo a su blog y responder a ello. Excepto los de siempre, que no tienen más remedio que hacer los deberes, o yo no los haré cuando me los pongan ellos, jejejejeje.

Está sacado de "Entrevista con el Fanpiro", la genial autobiografía de Cels Piñol (Fanhunter powa), aunque un poco recortadito. Voy a permitiros saltaros el primer test si quereis, que pa pedante ya estoy yo. Recuerdo primero que no es necesario el orden de preferencia, sólo os doy 10 opciones y yastá:

Momentos históricos en los que a Chopi le hubiese gustado estar presente:

1 Junto a Alejandro Magno en la batalla de Isos

2 Con César en el momento en que iba a cruzar el Rubicón y dijo: alea jacta est

3 Con el Marqués de Espínola y los tercios españoles, cuando Justino de Nassau rinde Breda

4 Con Don Juan de Austria en Lepanto, "La mayor ocasión que vieron los siglos"

5 En cualquier trinchera del frente francés de 1914, el dia de navidad, cuando se hizo la famosa
tregua espontánea.

6 En cualquier lugar donde pudiese verles la cara de susto a los ingleses tras la incursión del U47 en la bahía de Scapa Flow

7 El día de la caída del muro de Berlín. A ser posible, con un martillo para acaparar recuerdos.

8 Cuando Agustina de Aragón agarra el cañón y se lía a despanzurrar franchutes en el sitio de Zaragoza (que fina, la mocita)

9 Cuando pillan a Luis XVI vestido de mujer intentando escapar durante la revolución francesa

10 Cuando Zarra mete el gol que llevó a España por única vez a semifinales de un mundial (en paz descanse... grande de España, coño)


Las 10 mejores canciones para el Chopi

1 Moon Light Shadow (Mike Oldfield)

2 Un beso y una flor (Nino Bravo... con dos cojones, y al que diga que no lo capo...)

3 Sweet child of mine (Guns 'n Roses)

4 Sultans of Swing (Dire Straits)

5 La Mataré (Loquillo y los trogloditas)

6 Los rockeros van al infierno (Baron Rojo)

7 Enter Sandman (Metallica)

8 I want out (Helloween)

9 Bohemian Rhapsody (Queen) (si Dios existe, se cargó a Freddy Mercury para que le cantase en el cielo...)

10 Still loving you (Scorpions)


Las 10 mejores escenas del cine segun Chopi

1 Cuando Clark Gable dice aquello de "Sinceramente querida, me importa un rábano" en "Lo que el viento se llevó"

2 Cuando Anthony Queen aparece montado en el camello desde un inmenso plano del desierto en "Lawrence de Arabia"

3 El duelo final de "El bueno, el feo y el malo"

4 Cuando Sigourney Weaver le suelta a la reina alien lo de "Alejate de ella, puerca..." en "Aliens el Regreso"

5 Todo momento en el que aparece Robert Duvall en "Apocalipse Now" (¡¡¡Charlie no hace surf!!!)

6 El ataque a la segunda estrella de la muerte en "El Retorno del Jedi"

7 Cuando confunden a Sean Connery con el último descendiente de Alejandro Magno en "El hombre que pudo reinar"

8 Cuando todos los crucificados cantan "Always look at the right side of life" al final de "La vida de Brian"

9 Cuando el bicho se come a bocados medio barco en "Tiburón"

10 La escena final de "La última noche de Boris Gurshenko", cuando Woody Allen se va bailando con la muerte.


Ale, vale por hoy. Hay tanto donde elegir que uno acaba agotado. Admito cambios en las preguntas, pero seguro que nos divertimos con esto...