viernes, enero 20, 2006

"Half - life 2", o "Mamá, yo quiero un perro como ese..."

Pos sí, volvemos a las corrientes videojueguiles. Y ahora voy a hablaros de un título que ha alcanzado la categoría de arte puro, demostrando que el Videogüevo puede contarse como una forma más de expresión artística, sin lugar a dudas.

Half - life 2 (si, un nombre rarito, yo tampoco me lo acabo de explicar que significa...) retoma el argumento donde se quedó tras la primera parte. Porque, niños y niñas, lo que diferencia a éste juego de otros no es ya el argumento en sí (que es bueno) si no la capacidad que tiene de hacerte navegar por él como si fueses parte viva del mismo.

Pequeño resumen de la primera parte: eres Gordon Freeman, un simple cientificucho que en unas pruebas con materiales extraños en la instalación científica de Black Mesa lió un pifostio de tres pares de cojones, abriendo un boquete a otra dimensión por donde se colaron bichoides alienígenas la mar de feos. Empezamos bien. Luego, viene el ejército a parar la invasión... y a eliminar a los testigos. Sí, eso te incluye a tí, así que alienígenas por un lado, y marines por otro. Chachi piruli.

Ni que decir tiene que, después de pasarlas canutas por treinta millones de sitios distintos, de ser ayudado por tus compañeros científicos y por los seguratas de la base, de pasar momentos de agobio considerable, consigues parar la invasión... a duras penas.

Y ahí aparece un personajillo extraño, siempre vestido con su impecable traje y corbata y llevando su maletín, con una cara de ceniza que asusta, pero que siempre estaba ahí. Girabas una esquina, y estaba ahí. Llegabas a una puerta, y le veías salir. Siempre lejos de tu alcance, siempre mirándote, algunas veces ayudandote sin que te des cuenta. Ese personaje, llamado G-man, es lo primero que verás al comenzar esta segunda parte... y será de lo poco que reconozcas.

Los guionistas del juego se han comido bien la cabeza para tenerte con una ceja arqueada toda la partida. Los que no hayan jugado a la primera parte, dirán "bah, no me entero de nada por que no jugué a la anterior...", pero dá lo mismo. Yo he jugado a la anterior y las 2 expansiones, y todavía hay mucho rato que no me entero... pero porque debe ser así. Los guionistas sólo nos cuentan las cosas que quieren, lo demás lo dejan en el aire, para que lo adivines o te lo imagines.

El juego se desarrolla años después de la primera parte, con la humanidad conquistada y dominada por los bichejos de la primera parte. Esto está muy visto, sí, pero la forma de llevarlo es distinta. El escenario de Ciudad - 17, esta ambientado en las antiguas ciudades-factoría de la unión soviética, clara referencia a Arzamas-16, la ciudad secreta rusa donde se fabricaban armas nucleares, y en la que todo el mundo vivía bajo el ferreo dominio de la KGB.

Al llegar, veremos una estética muy a lo "1984" de Orwell, muy "Gran Hermano" (y obviamente no me refiero al patetico programucho telebasuril, si no al propio concepto de Orwell de ser constantemente vigilado y monitorizado). La gente viste toda las mismas ropas, los opresores policias enemigos te tratan con desprecio (como la escenita de "Ciudadano, recoge esa lata..."), la gente se ve asustada por las calles... Y la propaganda. La continua propaganda del mamporrero vendido a los alienígenas ("nuestros benefactores", los llama él) para lavarte el cerebro.

Evidentemente no voy a contar toa la historia, no sea que os dé por jugar. Pero hay misterios, rescates, levantamientos, e incluso un boquetito para el susto y el terror (Ravencroft, seguro que esa parte le encantó al amigo Slayer).

Y los personajes, parece que están vivos. El trabajo realizado en torno a la animación facial hace que, como no se había visto nunca antes, los personajes expresen con total convicción alegría, pena, miedo, terror, odio... Sólo tienes que mirar a los ojos, y casi que sabes lo que piensan. Aparte de estar convincentemente doblados al castellano, lo que también ayuda. Tenemos a Alyx, la moza que te acompaña, al típico científico loco de las gafitas (el doctor Kleiner), al traidor (no digo su nombre, claro), a Barney, el ex-segurata de Black Mesa que es ahora capitán de la resistencia, el jodio administrador vendido a los invasores....

Pero hay un personaje secundario que le da nombre a éste post. El personaje que hace que este juego tengo un puntito de diferencia sobre los demás: Dog.

Dog es un cyborg de 3 metros y medio de alto, hecho de acero y metal, pero al que le han puesto la inteligencia y el sentido de la lealtad de un perrito. Asín, como suena. Da gusto verlo, tirarle la pelotita, ver como abraza a su dueña, como menea la cabecita, como aplasta a los enemiguitos tirándoles camioncitos encima... Dog es puro cariño.
Aquí lo tenemos, con su dueña Alyx. ¿A que es mono?. Por cierto, no me pregunteis por qué, pero siempre he pensado que se comporta como se comportaría Flé si fuese un perro - androide... (si, yo tampoco se a qué ha venido eso, pero siempre se me viene a la cabeza... será por la foto esa de flé con cuernos de reno que ví, que me ha traumatizado y ahora la asocio a todo tipo de animalejos...) .

Pero en fin, que el juego es distinto en todo: música magistral, sonido potente, historia absorbente, y además de todo, es divertido de jugar (sobre todo, cuando te dan la pistola antigravitatoria, que ya es el pifostio de la risa). Antes se hacían videojuegos de las mejores películas. Lo más probable, es que con juegos así se hagan películas de los mejores videojuegos con habitualidad... y que sean buenas (esperando Silent Hill: the movie desesperadamente, ñum ñum).

Ale, ya he hecho mucho el friki por hoy. Ya volveré por los fueros videojueguiles otra semana. Me da a mí que el próximo post es de historia, siiiiiiii, es miiiiiioooooooo....


P. D. : Yo quería hablar del Doom 3, pero slayer no me dejó...

5 comentarios:

The Slayer dijo...

Aun me queda muchisimo por jugar, puesto que mi maquinita no puede con el y tengo que hacerlo de ciber.. El proximo el Doom 3 y si te animas (o igual lo hago yo), el Planescape : Torment.
Con respecto a lo de la Fle... No te hacia zoofilo :P

Chopi dijo...

Sí, soy un zoofilo, me gusta acostarme con malas bestias: leonas, tigresas y demás...

Coño, el Planescape: Torment, le tengo ganitas, he oido hablar mu bien de él...

la flé dijo...

!!Peroquestápasandoaquí!!, ¡¡Pero oigan!!
·ntre lo de zoofilo y lo de las malas bestias...!!

Cría fama y échate a dormir, o a todo lo contrario. Siejqueeee!!!!

Con lo maja que soy yo, snif... :P

Mr Roboto dijo...

Afortunadamente, con mi ordenador a lo más avanzado que puedo jugar es al buscaminas. Soy debil, la tentacion es mucha y los examenes son jodidos...

Mara Jade dijo...

Andevé, Slayer malo, que no deja a nuestro Chopi hablar de lo que le sale de esos cojones llenos de moar que tiene jajajajaja

Besetes hermoso!!