viernes, diciembre 23, 2005

Uy, que susto...

Hoy voy a hablaros de algo un poco distinto de lo que os tengo acostumbrados. Os voy a hablar del terror, del miedo, del susto, del canguele... pero dentro del ámbito del ocio.

Soy un gran amante del cine, como mucha otra gente. Y también me gusta el cine de terror. Pero hace mucho tiempo que tengo un problema con éste género: ya no me da miedo. Ni mijita. Ni un pelín. Lo más, asquito y risa... Puede que sea porque ya soy mayorcito (floja tesis, la verdad), o porque he visto tanto cine del género que ya nada me sorprende (más probable). Pero, en realidad, sólo hay dos películas que me han dado susto: Alien, el 8º pasajero (la primera película de terror que ví, con apenas 8 añitos) y La Cosa (obra maestra donde las haya). Después de esto, nada. Ni el Exorcista, ni El Resplandor, ni mucho menos las patochadas de Pesadilla En Elm Street... Y del cine actual, ni os digo... Ni siquiera películas tan bienintencionadas y pensadas como 28 Días, o copias baratas de cine japonés como The Ring. O sea, hace como 17 años que una película no me da susto.

Así que tuve que buscar el terror por otro lado. Primero en los libros, y ahí conocí nuevas definiciones del susto, de la mano de H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe... que aun así no llenaban del todo.

Finalmente, lo encontré en otra de mis grandes pasiones: los videojuegos. Evidentemente, no fue hasta hace relativamente poco tiempo, pues la tecnología de los 8 y 16 bits poco podía hacer para darte un susto, pero comenzó con el mítico Alone In the Dark (que próximamente será aniquilado y deshonrado por la fatídica película que están preparando). Este juego, pues miedo, miedo, lo que se dice miedo, no daba... pero se acercaba.

Basado en la obra de H. P. Lovecraft, te tenía en tensión todo el rato, y te llevabas un par de feos sustos. Se empezaba a ver venir lo que el videojuego llegaría a ofrecernos.

Luego apareció un título que, si bien no daba miedo en sí, si conseguía agobiar mucho. Se trata del mítico Doom... Vale, era un mata-mata de los de sacarte adrenalina a chorros por las orejas, pero la perspectiva en primera persona, y el gran tratamiento del sonido ambientaba mucho (para la época, claro). De hecho, fue el primer juego con el que me lo pensaba dos veces antes de entrar en una habitación, pues sabía que allí dentro me saldría una enorme horda de demonios dispuestos a merendarme...

Después, con la llegada de PlayStation y el inicio de la época "moderna" de videojuegos, se comenzaron a ver cositas nuevas. El ejemplo claro es Resident Evil, burda copia de Alone in the Dark, pero que te hacía pegar un par de respingones con esos jodíos zombis que salían de cualquier esquina. Tampoco daba miedo... pero se empezaba a acercar en cuanto a atmósfera y ambientación a lo que hacía falta...

Finalmente, la compañía Konami (una de las más grandes y galardonadas) lo consiguió... Aparecio el desde entonces clasicazo intocable: Silent Hill (del que pronto también veremos versión cinematográfica).

Fue el primer juego que me hizo apagar la consola del susto. Vale, yo tenía 19 tiernos añitos en aquel entonces, que todavía se me podía sorprender... que lo jugué de noche, o cualquier cosa de estas... pero ese juego me hizo pasar susto del de estar mirando hacia la parte de atrás de la habitación durante todo lo que duraba la partida...

¿Las claves? Pues que no era del de "susto", del tipo de terror fácil de poner a un bicho feo que sale de repente de un armario, y el susto te dura lo que tardas en sacar tu recortada y volarle los sesos al bicharrako en cuestión... era mucho más. Para empezar, la forma de empezar la partida, siguiendo a tu hija perdida por un pueblo desierto en el que hay niebla y nieve en pleno verano. Luego, los escenarios... reales como la vida misma. Calles desiertas, casas la mar de normales (con su tele, su frigorifico, su mesa, sus fotos en la pared...), y otros lugares tan bien elegidos como el colegio o el hospital. ¿A quien no le acongojan un poquito los hospitales? ¿y quien de niño no tuvo miedo a quedarse sólo y a oscuras en el colegio?.

El sonido merece mención a parte: la primera vez que casi apago la consola, fue en el colegio. Entras en los servicios de las niñas, donde aparte de un poquito sucio, no ves nada raro. Iluminas la zona con tu linternita, y viendo que no hay nada raro, te preparas para buscar un poco, a ver si hay algo útil... en ese momento, se escucha un llanto de niña... Y ahí está el arte... no es un chillido que te haga dar un bote ni nada, es un llanto ahogado, bajito, pero claramente audible. Cuando acaba, sacas todas las armas que tengas y te arrinconas para disparar a cualquier cosa... pero no hay nada. Os juro que me puse a mirar por todas partes de la habitación, no sea que vieniese de por ahí.

Y como este, unos cuantos: el teléfono de juguete que suena de repente, la conversación con tu hija, el gato en las taquillas que no está por ningun lado, el ascensor del hospital, el parque de atracciones... o los malditos bebés fantasma... Llevas una radio que emite estática cuando se acerca un bicho... de repente empieza a sonar en un pasillo de la escuela. Te preparas, sacas tu pistola, y comienzas a buscar al monstruo en cuestion, pero no lo vés. Hasta que notas algo moverse a tu alrededor: es la sombra de un bebé, que gatea paseando inocentemente. No hace nada, no te ataca, pero verlo te deja un mal cuerpo de la leche...

O cuando tu hija aparece en el videowall del centro comercial. Ahí apague la consola, y me hicieron falta un par de días para volver a encenderla. Los que lo han jugado, me entederán perfectamente.

Me encantó. ¡Que susto!. ¡Que acojone!. Cierto es que pocos juegos le han igualado, pero si han conseguido transmitir más terror que la mayoría de las películas. Ahí tenemos Alien Vs Predator (el juego, no la peli), que daría susto si no fuese porque no te dá tiempo entre tanto bicho. O Doom 3, que consigue dar miedo por una ambientación fantástica, por una oscuridad tremendamente profunda que te rodea, por un sonido que te entra hasta el cerebro... y porque ¡si llevas la linterna encendida no puedes llevar un arma! (un truco rastrero de los programadores para que tengas que elegir entre luz o defensa...). Bueno, da miedo las primeras 2 horas... luego, como que adivinas por dónde te van a salir, pero mola de todas formas.

Y, ¿a que se debe?. ¿Por qué el videojuego mete más miedo que el cine?. Pues muy fácil: en una película, sólo observamos. Vemos al prota guaperas o a la tia buena de turno, que se interna en el bosque donde ha oido un ruido raro... y ya nos lo vemos venir. Y cuando grita, pues nos entra la risa floja, y el bicho o asesino nos parece la cosa más tonta del mundo.

En el videojuego, eso cambia. Si está bien hecho (como el Silent Hill), realmente temes por tu vida. Por tu vida virtual, vale, pero por tu vida. Porque si te quedan dos puntos de vida y 1 bala en la recámara de la pistola, lo ves todo un pelín más chungo... y empiezan a darte mal rollo todos los rincones oscuros que ves. Porque eres tú el que tiene que abrir la puerta y meterte en esa habitación con las paredes llenas de sangre, o el que tiene que decidir si sigue las voces que suenan, o si investigas el ruido raro. Vale, la mayoría de los juegos se les ve venir cuando te van a dar un susto, pero esos pocos que no, que no sabes que te encontrarás cuando abras una puerta, enciendas una luz, o gires una esquina, consiguen ponerte en tensión, porque has de reaccionar. En la película, puedes taparte los ojos si crees que va a pasar algo feo. En el juego no, porque si cierras los ojos, estás muerto. Y punto. Y de verdad, parece que las manos se te aferran al mando o al ratón, porque no quieres morir... aunque sea por orgullo, por que quieres pasarte esa pantalla, o porque llevas media hora buscando donde salvar la partida. Sea por lo que sea, te importa mucho más la vida de ese muñeco hecho con polígonos que te representa, que la de el guaperas de turno que sale en la peli...

Definitivamente, los videojuegos están alcanzando un nivel de influencia social y artística, que no se imaginaba cuando yo empecé con esto jugando al Asteroides y el Come-cocos. Y hay un juego casi para cada persona... como muestra, un botón: mi madre quiere que le regale una maquinita de tetris para navidad, mi padre y yo hemos establecido horarios para jugar al ordenador, y mi hermana es feliz desde que le pasé el lemmings a su portatil. Oigan, todo es ponerse...


EDITADO A LAS 21:04 DEL 23-12-05

No me acordaba yo de esta parte del Doom 3... Lo peor de cuando te teletransportan al infierno no es ni el mal rollito que da, ni la de lava que hay, ni el escenario dantesco y de mal rollito, ni siquiera la falta de munición y las voces susurrantes de niños llorones... ¡¡¡Lo peor es que no llevas linterna!!!

8 comentarios:

The Slayer dijo...

Totalmente de acuerdo en el apartado de videojuegos. Especialmente en la primera fase de la campaña marine del Alien vs Predator, una ambientacion sencillamente asfixiante.
De pelis no puedo mas que loar La Cosa (me encanta John Carpenter, y solo por esta, La Noche De Halloween y En La Boca Del miedo ya habria que hacerle un monumento) y comentarte que me han recomendado "The Black Door", dicen que es de lo mejorcito de los ultimos 15 años. A ver si la encuentro en algun videoclub y te comento mas.

Chopi dijo...

Comenta, comenta, que siempre es de interés...

Por cierto... ¿por qué me temía yo que en un post sobre el terror ibas a ser tu el primero en responder? :)

Adhará dijo...

No mientas, a ti solo te gusta el porno, ni terror ni nada.
PORNO, PORNO, PORNO!!!
Besoides (no te digo ande)

Chopi dijo...

Ya, pero mientras recargo calcio entre porno y porno... ¡que mejor que unos sustos!

The Slayer dijo...

The Black Door bastante bien, un poco sobrada de casqueria pa mi gusto... Sera que a los matarifes no nos dan miedo la sangre y las visceras XD
Por cierto, probaste el Obscure? Es como una peli de terror teen totalmente, pero medianamente bien hecho... Me recuerda un poco a The Faculty y tiene la ventaja del modo de 2 jugadores, algo extraño en los survival horror...

Chopi dijo...

Pues no lo he probado, pero me lo han recomendado encarecidamente. Estoy a ver si lo pillo, para jugarlo con un coleguita. El modo 2 jugadores puede ser raro en un survival, pero también tiene pinta de ser muy divertido ¿no crees?

The Slayer dijo...

Divertido es poco. Cosas como "Cubreme mientras abro la puerta, rapido!" o "Aupame que hay algo y no llego" estan a la orden del dia y hacen que sea bastante mas entretenido que monojugador. Y que cada personaje tenga una caracteristica que le hace diferente de los demas, aparte del aspecto fisico le da un poco de vidilla, pq a veces interesa mas manejar a unos u otros...
La unica pega es que es algo corto (yo me lo hice con un colega en unas 4 horas, en el modo dificil)

flissssss dijo...

Buah, entre el post y los comments... :P:P:P:P

Pos na, q yo pasaba por aquí para que me metas de todo menos miedo!!! jajajaa... que no, que es broma, q luego vienen los de la patrulla X y me linchan!!! :P

Venía a desearte un feliz año nuevo, guapetónnnnnggg, q tengas una feliz salida de año y una entrada que ya sea la releche pal resto del tiempo!
:)

BEsos!