domingo, diciembre 04, 2005

Rajoy sobrevive a Black Hawk Derribado... y Luxemburgo no se come los turrones...

Ay, la siempre pintoresca vida española depara algunas sorpresitas.

Para empezar, el lider de la oposición sobrevive a un extraño accidente de helicoptero (los de la cope ya están preguntando a quien vota el piloto...), cual Top Gun a la española, y sólo se rompe un dedito. En posteriores declaraciones ha dicho: "Jamás perdí la Esperanza", y es que para perderla, oigan, con la mala cara que llevaba Esperanza Aguirre al salir del helicóptero, le das la espalda y muerde. (Esa mujer siempre me ha dado grima, no se por qué).

Y para continuar, el Real Madrid sigue con su fantástico camino hacia el mamporrazo futbolístico. Después de dejarse la vergüenza delante del Barça, que eso siempre duele, pero esta vez ha dolido muuuuucho más, el equipo merengue no levanta cabeza ni por recomendación médica, y hay que echarle la culpa a alguien.
Sabes que Florentino es suficientemente listo para saber que la culpa es suya y sólo suya, pero como no puede echarse a sí mismo, pues echa al entrenador, que tampoco nadie le va a echar de menos...

Que bonita es la actualidad a veces. Era hablaros de ésto, o de la creación del Escudo Anti-misiles en Israel, pero como no tengo tiempo para tirarme 4 horas escribiendo, me he ido por la opción corta. Lo de la carrera armamentística Israel - Iran, lo dejamos para otro día...

No hay comentarios: