viernes, diciembre 09, 2005

Fashionable Chopi

Pues resulta que el miércoles, tras el nacimiento de mi sobrino y que me echasen del hospital por pasarse la hora de visita, pues me quedó rato libre, así que decidí invertirlo en algo distinto...

Mi querida amiga Paula es modelo, y no tuvo otra idea que pedirme que fuese su acompañante en un desfile que iba a celebrarse en una discoteca de fama en Benalmádena (ya sabeis lo que significa discoteca de fama: sitio muy grande, con mala música y lleno de críos babosos que pagan 60 euros por entrar y 10 por copa). Así que yo acepté...

Y sí, señores, he cumplido uno de los sueños eróticos de todo hombre moderno: estar en el camerino de las modelos durante el desfile. Y no es para tanto, la verdad...

No me malinterpreten ustedes, había buena "carne" por allí suelta, mozas de alta calidad, de esas que parecen que no existen y que están hechas por ordenador, pero claro ocurre lo mismo que si vas a una playa nudista.

¿Nunca habeis ido a una? Pues os digo que, a los 10 minutos de estar allí, es como si la gente fuese con ropa... Te da igual.

Mi mayor miedo era estar allí como un pelele, sin nada que hacer y como si fuese un pervertido que se ha colado, pero eso voló de mi mente en cuanto empezó el jaleo... ¡Que stress, por diox! ¡Que carreras de un lado a otro!. Desde luego, ha sido una experiencia educativa, he aprendido dos cosas:

1.- Es bastante más fácil poner un sujetador que quitarlo (nunca antes había puesto uno...)

2.- Las mujeres, si les da la gana, se arreglan y cambian de ropa en una media controlada de 42 segundos... (ya os he descubierto... ¡vale ya de hacernos esperar media hora cada vez que os arreglais!)

Vamos, que tuve que desplegarme como ayudante no sólo de mi amiga, si no de toda chica que lo requería... en un memorable momento, llegué a tener encima cuatro tangas distintos, 2 juegos de pendientes, un par de rellenos de sujetador y una colección de lacitos para el pelo (era yo un hombre percha...).

Y luego el trajín: atame esto, col0came el tanga, ¿se me ve el relleno?, ayudame con las botas...

Pero en fin, mucho agobio y mucha prisa. Las caras de concentración en las chicas parecían más de vestuario del madrid en final de champions, que de camerino de desfile de discoteca. Había nervios, incertidumbre, y sobre todo, un pánico general: el miedo a caerse. Realmente las modelos tienen miedo a pegarse un trastazo.

Yo ahí, ejerciendo de psicólogo un poquito, diciéndoles que al fin y al cabo sólo se trataba de caminar, que si se caían no pasaba nada, que tranquilas, que nosequé... Pero no se les iba el nervio hasta que no comenzó aquello... entonces, ¡simplemente no tenían tiempo para estar nerviosas!.

Y la verdad es que estaban muy guapas todas... los trajes harían que a nuestra amiga Mara Jade se le callese la babilla (ya pondré fotos en cuanto las tenga disponibles...). Y ya no te digo viendo la colección de ropajes que había allí: botas, botines, sandalias, zapatos, plataformas imposibles, pendientes, colgantes, tangas, bañadores, trajes de fiesta, trajes cortos, disfraces...

En fin, una experiencia distinta. No me importaría repetir algun día (está curioso) pero, por Diox... ¡que no vuelva a ser en esa discoteca! ¡que horror de sitio...!



P.D. : Sí, como era de suponer, los maquilladores eran trucha, trucha, pero truchones, oye... puro estereotipo...

4 comentarios:

Mara Jade dijo...

Los trajes no sé... pero los zapatos... mmmmmmmmmmmmmm....

Chopi dijo...

Si, sí, tenías que ver las botitas de charol rojo para el traje de Mamá Noel que llevaba mi amiga... dos tallas menos... tuve que meterselas a presion, que gritos pegaba la pobre.

flis dijo...

juas, primeramente felicidades por la titez (otra vez) y en segundo lugar, no me extraña que tengan miedo a meterse hostias, si entre es forma extrañísima de caminar que tienen que parece q tengan los labios cosíos y vayan dando botecitos y esos kilómetros de tacones que se gastan... por dior, que vértigo!!

Pero me alegro q hayas cumplido uno de esos sueños... ya sabes, dentro de tí hay una estrella, si lo deseas... briiiiillaráaaa...!!!!

:)

Adhará dijo...

Yo quiero la versión masculina, acompañar a un chico modelo a un desfile.
Jejejejejeje.