viernes, octubre 07, 2005

Colas, colas, colas...

Hoy he tenido una doble tarea: ir a fichar el paro, y formalizar mi matrícula en la facultad. En principio, trabajo simple y sin complicación. Única molestia: a las 8 y media en pie (sí, sí, reiros, pero yo he sido trabajador nocturno y me metí en el turno de tarde de la facultad para no madrugar...).

8:30 : el Chopi se levanta... primera sorpresa: ha reventado el algibe de mi edificio, con lo que ni soñar con ducharse (huelo a tigre muerto). El estómago parece cantarme la Macarena versión Death Metal, así que sólo ingiero un zumo de naranja de brik (me lo puedo hacer natural, pero si no tiene conservantes ni colorantes, como que no me sabe igual, oye...). Agarro la mochila, el tabaco, el MP3, y me las piro camino del Inem (uy, perdón, esto es Andalucía, aquí se llama SAE, que si no el cacique Chavez se enfada...).

Me monto en mi burra... bueno, no es una burra realmente... ni siquiera llega a moto. Es más bien, una bicicleta con delirios de grandeza. Apenas me cabe el culo a mí, su velocidad máxima, poniéndome yo en posición aerodinámica, y sacandome las cosas del bolsillo para liberar peso, es de 50 Km/h, es fea y vieja... y la adoro. Tiene 11 años, y ahí está, dándo por culo (me tocó en la tombola que hicimos en el cole para el viaje de fin de curso, con eso lo digo todo).

Mi fiel chopocicleta y yo nos dirigimos al edificio del Sae en Juan XXIII. Tráfico jodio, pero ligero para mi cacharrín. Aparco en un plis, me planto en el susodicho edificio oficial... y una cola de mil demonios para sellar la asquerosa tarjetita.

Me digo a mí mismo: "a mí plin, llevo mi MP3...". Me lo enchufo, y cuando estaba sonando "Los rockeros van al infierno" de Baron Rojo... se acaban las pilas (cagoentó). Ale, media hora de cola, por que a los señores defuncionarios se les había escacharrado la impresora...

Consigo sellar y me dirijo a la Facultad (Teatinos: barrio prohibido... para los fumadores). Me meto en la secretaría de Letras y ¡sorpresa!: no hay cola.

Como soy muy vago, me matriculé por internet, con lo que sólo hay que llevar un papelillo firmado y punto.

Se lo digo a la amable señorita de la ventanilla (no es coña, es amable de verdad, aunque parezca mentira...), y me dice que me falta el Anexo 2 de los cojones (no se si en el resto de España es igual... hay que entregar una estadística de mierda que no sirve para nada, pero sin la cual, no te matriculas...). Normalmente se extrae del libro de matriculación, pero en mi facul también te venden una copia en reprografía. Como no es más que un papelín, tiro para allá...

No recordaba lo asquerosamente llena que está la facultad por la mañana (recordad que soy de turno de tarde). Una cola de tres pares de cojones, con una pechá de gente pidiendo fotocopias a granel... media hora para comprar la estadística... un papelito... 0,04 euros... media hora...

Entrego los papiros y me voy a tomar un café. Me amargo al ver tanto jovenzuelo... me amargo más al pensar que con 24 años, la gente de 18 te parece jovenzuela... me amargo más aún al ver lo de buen ver que están las novatillas éste año (joer, ¿por qué cuando entré yo no había ese muestrario? ¿que les echan a las niñas hoy en día en los petisuís... silicona?) ( La historia interminable: Vida de un aburrido ha patrocinado éste momento de salidura masculina, que esperamos se tomen con humor, dado el retraso mental obvio del autor...).

A ver, decidme, mis queridos lectores (creo que sois tres... no creo que me colapseis la línea ...), ¿que extraeis de éstos pensamientos que aquí os muestro?. ¿Padezco estrés del malo?. ¿Mi presión sanguinea ha aumentado por encima de lo normal?. ¿Me faltó la ducha relajante matutina?. ¿Soy un vago rematado que si no duerme 9 horas se mosquea con el mundo?...

Yo creo que, símple y llanamente, me toca muy seriamente los cojones hacer cola...

Lo demás, es que soy así de quejica... que le vamos a hacer...

6 comentarios:

Adhará dijo...

Ya tienes una nueva lectora. Para eso de contribuir al colapso de las líneas.
Salu2

Chopi dijo...

Hombre, que maja, gracias. Ya sois 4. Mi número de lectores se ha incrementado un 25% de golpe :)

Adhará dijo...

Navegando por blog.
Una amiga a la que leo todos los días la posteo otra chica que posteriormente te posteo a ti y sin querer he llegado a tu vida.
De blog en blog, fijate.
Salu2

Chopi dijo...

Mu bien, los rebotes que da la vida ¿no?. Pues nada, te ha tocao, tu blog a favoritos, y si te despistas y resulta que me gusta, te linkeo y todo.

Un besote.

BiChi dijo...

Ay Chopi! lo mismo me pasa a mi cuando voy a la facul, es como si estuviese en un jardín de infancia ¡no hay más que pequeñecos!
Pero en mi caso no me siento lo más mínimo atraída por ellos ¡parece que acaban de hacer la primera comunión!

Chopi dijo...

Ja ja ja, Bichi, eso es porque tú eres mujer, y tendeis a racionalizar más vuestros posibles "blancos".

A cualquier hombre que se precie ponle una moza y se le irán los ojillos, sea más joven o más vieja, da lo mismo mientras te llame la atención.

Para eso, tenemos más "talante" y menos perjuicios. O que somos unos salíos, como quieras verlo...

Me gusta ser hombre. Una chavala de buen ver pasa a tu lado, y nada te evita la sonrisa. Con que poco nos conformamos... ¡que bien!