viernes, diciembre 30, 2005

De BoKeRoN a ameba

Pues sí, estoy pasando una época de ameba que riete tú de los concursantes de Gran Marrano. Mis funciones cerebrales están al mínimo, y mi capacidad de raciocionio parece en su punto más bajo.

Esto no es necesariamente malo, pero sí curioso. Parece que últimamente mi cabeza no se quiere esforzar en nada... Pero en nada de nada.

Tampoco tengo nada que hacer (no hay examenes, y en mi ultima entrevista de trabajo me desestimaron cochinamente) ni mucha posibilidad de hacerlo (tengo una deuda externa que rianse ustedes de los paises africanos), pero se nota ante todo en el ocio: Sólo veo películas comerciales de fácil digestión, apenas leo si no es la sección de deportes de un periódico, y creo que he visto el mismo capitulo de Los Serrano tres veces en lo que va de semana (victima del Paramount Comedy)... Se nota hasta en los videojuegos: he desestimado simuladores y aventuras o juegos de rol a cambio de pega-tiros sin complicación cerebral.

En fin, a lo mejor es que estoy "arrejuntando" cerebro para el próximo año, que ya está cerquita...

Por cierto:

FELIZ AÑO 2006 A TODOS Y TODAS





P. D.:

Y en especial a todas esas que han decidido poner un cyber-chopi en su vida a través de mi blog, me refiero a Mara Jade, Adhará y la Flefis, que ha sido todo un placer del ya casi difunto 2005 conocerlas. Y a Slayer, que para un tio que me lee, no le voy a dar de lado (yeah!)

viernes, diciembre 23, 2005

Uy, que susto...

Hoy voy a hablaros de algo un poco distinto de lo que os tengo acostumbrados. Os voy a hablar del terror, del miedo, del susto, del canguele... pero dentro del ámbito del ocio.

Soy un gran amante del cine, como mucha otra gente. Y también me gusta el cine de terror. Pero hace mucho tiempo que tengo un problema con éste género: ya no me da miedo. Ni mijita. Ni un pelín. Lo más, asquito y risa... Puede que sea porque ya soy mayorcito (floja tesis, la verdad), o porque he visto tanto cine del género que ya nada me sorprende (más probable). Pero, en realidad, sólo hay dos películas que me han dado susto: Alien, el 8º pasajero (la primera película de terror que ví, con apenas 8 añitos) y La Cosa (obra maestra donde las haya). Después de esto, nada. Ni el Exorcista, ni El Resplandor, ni mucho menos las patochadas de Pesadilla En Elm Street... Y del cine actual, ni os digo... Ni siquiera películas tan bienintencionadas y pensadas como 28 Días, o copias baratas de cine japonés como The Ring. O sea, hace como 17 años que una película no me da susto.

Así que tuve que buscar el terror por otro lado. Primero en los libros, y ahí conocí nuevas definiciones del susto, de la mano de H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe... que aun así no llenaban del todo.

Finalmente, lo encontré en otra de mis grandes pasiones: los videojuegos. Evidentemente, no fue hasta hace relativamente poco tiempo, pues la tecnología de los 8 y 16 bits poco podía hacer para darte un susto, pero comenzó con el mítico Alone In the Dark (que próximamente será aniquilado y deshonrado por la fatídica película que están preparando). Este juego, pues miedo, miedo, lo que se dice miedo, no daba... pero se acercaba.

Basado en la obra de H. P. Lovecraft, te tenía en tensión todo el rato, y te llevabas un par de feos sustos. Se empezaba a ver venir lo que el videojuego llegaría a ofrecernos.

Luego apareció un título que, si bien no daba miedo en sí, si conseguía agobiar mucho. Se trata del mítico Doom... Vale, era un mata-mata de los de sacarte adrenalina a chorros por las orejas, pero la perspectiva en primera persona, y el gran tratamiento del sonido ambientaba mucho (para la época, claro). De hecho, fue el primer juego con el que me lo pensaba dos veces antes de entrar en una habitación, pues sabía que allí dentro me saldría una enorme horda de demonios dispuestos a merendarme...

Después, con la llegada de PlayStation y el inicio de la época "moderna" de videojuegos, se comenzaron a ver cositas nuevas. El ejemplo claro es Resident Evil, burda copia de Alone in the Dark, pero que te hacía pegar un par de respingones con esos jodíos zombis que salían de cualquier esquina. Tampoco daba miedo... pero se empezaba a acercar en cuanto a atmósfera y ambientación a lo que hacía falta...

Finalmente, la compañía Konami (una de las más grandes y galardonadas) lo consiguió... Aparecio el desde entonces clasicazo intocable: Silent Hill (del que pronto también veremos versión cinematográfica).

Fue el primer juego que me hizo apagar la consola del susto. Vale, yo tenía 19 tiernos añitos en aquel entonces, que todavía se me podía sorprender... que lo jugué de noche, o cualquier cosa de estas... pero ese juego me hizo pasar susto del de estar mirando hacia la parte de atrás de la habitación durante todo lo que duraba la partida...

¿Las claves? Pues que no era del de "susto", del tipo de terror fácil de poner a un bicho feo que sale de repente de un armario, y el susto te dura lo que tardas en sacar tu recortada y volarle los sesos al bicharrako en cuestión... era mucho más. Para empezar, la forma de empezar la partida, siguiendo a tu hija perdida por un pueblo desierto en el que hay niebla y nieve en pleno verano. Luego, los escenarios... reales como la vida misma. Calles desiertas, casas la mar de normales (con su tele, su frigorifico, su mesa, sus fotos en la pared...), y otros lugares tan bien elegidos como el colegio o el hospital. ¿A quien no le acongojan un poquito los hospitales? ¿y quien de niño no tuvo miedo a quedarse sólo y a oscuras en el colegio?.

El sonido merece mención a parte: la primera vez que casi apago la consola, fue en el colegio. Entras en los servicios de las niñas, donde aparte de un poquito sucio, no ves nada raro. Iluminas la zona con tu linternita, y viendo que no hay nada raro, te preparas para buscar un poco, a ver si hay algo útil... en ese momento, se escucha un llanto de niña... Y ahí está el arte... no es un chillido que te haga dar un bote ni nada, es un llanto ahogado, bajito, pero claramente audible. Cuando acaba, sacas todas las armas que tengas y te arrinconas para disparar a cualquier cosa... pero no hay nada. Os juro que me puse a mirar por todas partes de la habitación, no sea que vieniese de por ahí.

Y como este, unos cuantos: el teléfono de juguete que suena de repente, la conversación con tu hija, el gato en las taquillas que no está por ningun lado, el ascensor del hospital, el parque de atracciones... o los malditos bebés fantasma... Llevas una radio que emite estática cuando se acerca un bicho... de repente empieza a sonar en un pasillo de la escuela. Te preparas, sacas tu pistola, y comienzas a buscar al monstruo en cuestion, pero no lo vés. Hasta que notas algo moverse a tu alrededor: es la sombra de un bebé, que gatea paseando inocentemente. No hace nada, no te ataca, pero verlo te deja un mal cuerpo de la leche...

O cuando tu hija aparece en el videowall del centro comercial. Ahí apague la consola, y me hicieron falta un par de días para volver a encenderla. Los que lo han jugado, me entederán perfectamente.

Me encantó. ¡Que susto!. ¡Que acojone!. Cierto es que pocos juegos le han igualado, pero si han conseguido transmitir más terror que la mayoría de las películas. Ahí tenemos Alien Vs Predator (el juego, no la peli), que daría susto si no fuese porque no te dá tiempo entre tanto bicho. O Doom 3, que consigue dar miedo por una ambientación fantástica, por una oscuridad tremendamente profunda que te rodea, por un sonido que te entra hasta el cerebro... y porque ¡si llevas la linterna encendida no puedes llevar un arma! (un truco rastrero de los programadores para que tengas que elegir entre luz o defensa...). Bueno, da miedo las primeras 2 horas... luego, como que adivinas por dónde te van a salir, pero mola de todas formas.

Y, ¿a que se debe?. ¿Por qué el videojuego mete más miedo que el cine?. Pues muy fácil: en una película, sólo observamos. Vemos al prota guaperas o a la tia buena de turno, que se interna en el bosque donde ha oido un ruido raro... y ya nos lo vemos venir. Y cuando grita, pues nos entra la risa floja, y el bicho o asesino nos parece la cosa más tonta del mundo.

En el videojuego, eso cambia. Si está bien hecho (como el Silent Hill), realmente temes por tu vida. Por tu vida virtual, vale, pero por tu vida. Porque si te quedan dos puntos de vida y 1 bala en la recámara de la pistola, lo ves todo un pelín más chungo... y empiezan a darte mal rollo todos los rincones oscuros que ves. Porque eres tú el que tiene que abrir la puerta y meterte en esa habitación con las paredes llenas de sangre, o el que tiene que decidir si sigue las voces que suenan, o si investigas el ruido raro. Vale, la mayoría de los juegos se les ve venir cuando te van a dar un susto, pero esos pocos que no, que no sabes que te encontrarás cuando abras una puerta, enciendas una luz, o gires una esquina, consiguen ponerte en tensión, porque has de reaccionar. En la película, puedes taparte los ojos si crees que va a pasar algo feo. En el juego no, porque si cierras los ojos, estás muerto. Y punto. Y de verdad, parece que las manos se te aferran al mando o al ratón, porque no quieres morir... aunque sea por orgullo, por que quieres pasarte esa pantalla, o porque llevas media hora buscando donde salvar la partida. Sea por lo que sea, te importa mucho más la vida de ese muñeco hecho con polígonos que te representa, que la de el guaperas de turno que sale en la peli...

Definitivamente, los videojuegos están alcanzando un nivel de influencia social y artística, que no se imaginaba cuando yo empecé con esto jugando al Asteroides y el Come-cocos. Y hay un juego casi para cada persona... como muestra, un botón: mi madre quiere que le regale una maquinita de tetris para navidad, mi padre y yo hemos establecido horarios para jugar al ordenador, y mi hermana es feliz desde que le pasé el lemmings a su portatil. Oigan, todo es ponerse...


EDITADO A LAS 21:04 DEL 23-12-05

No me acordaba yo de esta parte del Doom 3... Lo peor de cuando te teletransportan al infierno no es ni el mal rollito que da, ni la de lava que hay, ni el escenario dantesco y de mal rollito, ni siquiera la falta de munición y las voces susurrantes de niños llorones... ¡¡¡Lo peor es que no llevas linterna!!!

martes, diciembre 13, 2005

Foto de sobrinete


Vale, teneis permiso para babear un ratito...

Por cierto, sólo quiero escuchar halagos y piropos... que quede claro.

viernes, diciembre 09, 2005

Fashionable Chopi

Pues resulta que el miércoles, tras el nacimiento de mi sobrino y que me echasen del hospital por pasarse la hora de visita, pues me quedó rato libre, así que decidí invertirlo en algo distinto...

Mi querida amiga Paula es modelo, y no tuvo otra idea que pedirme que fuese su acompañante en un desfile que iba a celebrarse en una discoteca de fama en Benalmádena (ya sabeis lo que significa discoteca de fama: sitio muy grande, con mala música y lleno de críos babosos que pagan 60 euros por entrar y 10 por copa). Así que yo acepté...

Y sí, señores, he cumplido uno de los sueños eróticos de todo hombre moderno: estar en el camerino de las modelos durante el desfile. Y no es para tanto, la verdad...

No me malinterpreten ustedes, había buena "carne" por allí suelta, mozas de alta calidad, de esas que parecen que no existen y que están hechas por ordenador, pero claro ocurre lo mismo que si vas a una playa nudista.

¿Nunca habeis ido a una? Pues os digo que, a los 10 minutos de estar allí, es como si la gente fuese con ropa... Te da igual.

Mi mayor miedo era estar allí como un pelele, sin nada que hacer y como si fuese un pervertido que se ha colado, pero eso voló de mi mente en cuanto empezó el jaleo... ¡Que stress, por diox! ¡Que carreras de un lado a otro!. Desde luego, ha sido una experiencia educativa, he aprendido dos cosas:

1.- Es bastante más fácil poner un sujetador que quitarlo (nunca antes había puesto uno...)

2.- Las mujeres, si les da la gana, se arreglan y cambian de ropa en una media controlada de 42 segundos... (ya os he descubierto... ¡vale ya de hacernos esperar media hora cada vez que os arreglais!)

Vamos, que tuve que desplegarme como ayudante no sólo de mi amiga, si no de toda chica que lo requería... en un memorable momento, llegué a tener encima cuatro tangas distintos, 2 juegos de pendientes, un par de rellenos de sujetador y una colección de lacitos para el pelo (era yo un hombre percha...).

Y luego el trajín: atame esto, col0came el tanga, ¿se me ve el relleno?, ayudame con las botas...

Pero en fin, mucho agobio y mucha prisa. Las caras de concentración en las chicas parecían más de vestuario del madrid en final de champions, que de camerino de desfile de discoteca. Había nervios, incertidumbre, y sobre todo, un pánico general: el miedo a caerse. Realmente las modelos tienen miedo a pegarse un trastazo.

Yo ahí, ejerciendo de psicólogo un poquito, diciéndoles que al fin y al cabo sólo se trataba de caminar, que si se caían no pasaba nada, que tranquilas, que nosequé... Pero no se les iba el nervio hasta que no comenzó aquello... entonces, ¡simplemente no tenían tiempo para estar nerviosas!.

Y la verdad es que estaban muy guapas todas... los trajes harían que a nuestra amiga Mara Jade se le callese la babilla (ya pondré fotos en cuanto las tenga disponibles...). Y ya no te digo viendo la colección de ropajes que había allí: botas, botines, sandalias, zapatos, plataformas imposibles, pendientes, colgantes, tangas, bañadores, trajes de fiesta, trajes cortos, disfraces...

En fin, una experiencia distinta. No me importaría repetir algun día (está curioso) pero, por Diox... ¡que no vuelva a ser en esa discoteca! ¡que horror de sitio...!



P.D. : Sí, como era de suponer, los maquilladores eran trucha, trucha, pero truchones, oye... puro estereotipo...

Ya nació

Bueno, pues desde el miércoles a las 8 de la tarde, soy tito oficialmente.

Mi sobrinete nació, pesó 3,600 kilos, y es guapo y sanote y regordote.

Me autopermito sentimiento de orgullo.

martes, diciembre 06, 2005

De sobrinos vagos...

Pues sí, aún no ha nacido el cabrito de mi futuro primer sobrino, y ya he caído en que se parecer a mí:

¡ES TODO UN VAGO!

Mi hermana hace dos días que salió de cuentas, y el mu jodío no hay quien lo mueva, oye... La situación actual de mi sister es como de un cohete a punto de reventar en Cabo Cañaveral. Pero éste incidente me ha hecho pensar...

¿Será mi sobrino una extensión de mi propio yo? ¿Será un Chopi v 2.0? ¿Sera buen malaguista? ¿Nos enfrentamos al primer paso de una invasión de Chopis?

Estos interrogantes, suficientes para que el consejo general de la ONU se reuna para tratar tan peligroso avatar del futuro, inundan ahora mi mente. Y encima, para sellar aún más fuera de toda duda su destino, yo voy a ser el padrino... ¿Conseguiré inculcarle los altos sentimientos de interés por el hecho histórico que configuran la elevada calidad moral de todo Chopi que se precie? ¿Podré evitar que juegue a los Final Fantasy y se le seque el cerebro con videojuegos comerciales de baja calidad? ¿traicionará la tradición familiar y se hará del Barça?...

En fin, primero que nazca, el muy vaguete. Después, ya veremos.

domingo, diciembre 04, 2005

Rajoy sobrevive a Black Hawk Derribado... y Luxemburgo no se come los turrones...

Ay, la siempre pintoresca vida española depara algunas sorpresitas.

Para empezar, el lider de la oposición sobrevive a un extraño accidente de helicoptero (los de la cope ya están preguntando a quien vota el piloto...), cual Top Gun a la española, y sólo se rompe un dedito. En posteriores declaraciones ha dicho: "Jamás perdí la Esperanza", y es que para perderla, oigan, con la mala cara que llevaba Esperanza Aguirre al salir del helicóptero, le das la espalda y muerde. (Esa mujer siempre me ha dado grima, no se por qué).

Y para continuar, el Real Madrid sigue con su fantástico camino hacia el mamporrazo futbolístico. Después de dejarse la vergüenza delante del Barça, que eso siempre duele, pero esta vez ha dolido muuuuucho más, el equipo merengue no levanta cabeza ni por recomendación médica, y hay que echarle la culpa a alguien.
Sabes que Florentino es suficientemente listo para saber que la culpa es suya y sólo suya, pero como no puede echarse a sí mismo, pues echa al entrenador, que tampoco nadie le va a echar de menos...

Que bonita es la actualidad a veces. Era hablaros de ésto, o de la creación del Escudo Anti-misiles en Israel, pero como no tengo tiempo para tirarme 4 horas escribiendo, me he ido por la opción corta. Lo de la carrera armamentística Israel - Iran, lo dejamos para otro día...

miércoles, noviembre 30, 2005

Paquito el Gallego

Hubiese querido escribir sobre éste tema hace ya tiempo, pero no he podido antes...

Aprovechando los treinta años pasados desde que la diñó voy a hablaros de un hombrecillo particular, que gobernó España durante cuatro décadas como si fuese un cortijo. Sí, sí, con dos cojones, voy a hablaros de Franco, pesadilla moral de la España demócrata, lastre ético de la derecha española y arma arrojadiza de la izquierda gobernante...

Y, como suele ocurrir cuando se habla de un personaje político - social de cierta importancia, pues salen cosas raritas e inesperadas al centrarse en su estudio.

Primero, un par de apuntes de su vida y milagrillos: Paquito nació en una familia humilde del Ferrol, que él pretendía con antepasados nobles, aunque eso es dudosamente demostrable. Su padre les abandonó a él y sus hermanos cuando eran pequeñitos, y su mami tuvo que sacar la familia para alante ella sola.

A Paquito le llamaba la atención la vida militar, y entró en la academia de oficiales de Toledo. Era un alumno aplicado, aunque no brillante. Su tema favorito era Napoleon, y se deleitaba estudiando sus tácticas en las numerosas guerras con las que el Corso readornó Europa. Tenía amigos, pero no era muy "popular", porque no gustaba ni de emborracharse ni de ir de putas (así, como suena, que no me lo invento...). Cuando alcanzó el rango de teniente, pidió ser destinado a Marruecos, cuando aquello aún era nuestro, y teníamos problemas con los independetistas musulmanes, que les dió por levantarse en armas. Paquito fué allí porque era el único sitio donde podría ascender en su carrera sin necesidad de "enchufes", muy dados en la corte del entonces gobernante Alfonso XIII.

Y resultó que a Paquito se le daba bien lo de las armas, oigan. Numerosas victorias contra los marroquíes rebeldes le granjearon la atención del mismísimo Rey. Por lo visto, el gallego no tenía miedo de ponerse al frente de sus hombres en combate (vosotros direis "¡Claro! como era bajito era dificil darle un balazo...", pero para evitar esos rumores, el mu puñetero iba al frente a caballo...). De hecho, una vez le dieron un balazo en el bajo vientre que casi lo avían... Pero el mu jodio era duro de pelar, y siguió tan campante.

Ayudó a Millan de Astray a crear la Legión, para lo cual fué enviado a Francia para observar el modelo de la Legión Extranjera, que le fue mostrado en persona por el Mariscal Petain (el desgraciao que presidió como títere de los nazis la francia ocupada). Con 32 años, fue nombrado general, y paquito se convirtió en el hombre más joven de Europa en alcanzar ese rango.

Luego, ya sabeis: caída de Alfonso XIII, advenimiento de la 2º República, Guerra Civil, victoria de los nacionales, cuarenta años de Paquito mandando, Paquito la diña y democracia.


Paquito era un hombre pues de ideas conservadoras: era muy católico, creía en el sistema de clases (y eso que él era de clase baja), militarista por excelencia (un pensamiento muy arraigado en la España de finales del XIX), y monárquico tradicionalista.

No creo que me equivoque si digo que Franco ansiaba el poder. No entró en la conjura sublevada del 18 de julio del 36 que desembocaría en la Guerra Civil hasta casi el final, y luego alargó la guerra con unos movimientos tácticos cuya utilidad era propagandística o discutible (como la rotura del sitio del Alcázar de Toledo), pero que probablemente le darían tiempo para centralizar en sí mismo el control. También, los dos únicos hombres que hubiesen podido disputarle el control del gobierno (Sanjurjo y Mola) la diñaron curiosamente de la misma forma: accidente de avión (A lo mejor es que Iberia ya era mala en aquel entonces ¿no?). Así que Franco se vió, por obra y gracia de la Junta de Burgos, con todo el poder para controlar España como el que juega a los Sims en tiempo real...

Así que Paquito consiguió su objetivo: eliminar la República e instaurar un régimen en España que volviese a la tradición Católica y al orden conservador. Ahí acababan los deseos de Paquito. Hombre, también quería recuperar el Imperio Español Mediterraneo y Africano, pero teniendo en cuenta que no fué capaz ni de arrebatarle Gibraltar (un cacho piedra y nada más) a los Anglos, digamos que fracasó estrepitosamente.

A partir de aquí, estudiando un poco a Paquito, nos damos cuenta de que su problema, como el de todo dictador, es la gente de la que se rodea. Para empezar, tenemos a Serrano Suñer, el "cuñadísimo", casado con la hermana de la mujer de Paquito. Este hombre llegó a ser cabeza visible del gobierno franquista y del movimiento, y por lo visto su único merito era "que llevaba siempre los zapatos muy limpios..."

Este hombrecillo era admirador de Mussolinni y de Hitler. Se entrevistó con ambos, y Heinrich Himmler (el enano de las gafitas que iba siempre al lado de Hitler... seguro que lo habeis visto, ese que tiene pinta de tontolaba pero que tuvo la "fantástica" idea de matar a 6 millones de judios...) dijo que Serrano Suñer era "la puerta del Reich a España"....

Pues por culpa del chupatintas de Serrano Suñer, casi nos acabamos metiendo en la II Guerra Mundial... y no precisamente con los que ganaron, oigan. A Franco no le disgustaba la idea (Adolfito y Benito le habían ayudado mucho y gratis, no como Stalin a la República, que sólo le vendía armas viejas y a precio de oro), pero Hitler no quería darle toda la comida y terrenos que Paquito quería para meterse en el "fregao", y por ahí nos libramos.

Cuando la II Guerra mundial acabó con la victoria de los aliados, pues la gente empezó a mirar mal a Serrano Suñer, y Paquito lo mandó a paseo.

Otra mala influencia en Paquito fue su mujer, Encarnita Polo. Todas las lectoras estareis de acuerdo en que las mujeres podeis ser malos bichos capaces de que los hombres hagamos gilipolleces muy gordas (al cesar lo que es del cesar, en mangonearnos sois unas expertas...), y la mujer de Paquito en eso es que era una monstrua. Por influencia de Encarnita, Paquito comenzó a ir a la iglesia bajo palio (algo que antes se reservaba solo a los reyes... para los que no lo sepan, que hasta que no lo busqué en el diccionario lo era yo también, el palio es una especie de sombrilla en bestia hecha con cuatro palos y una alfombra con flecos que simboliza no se qué grandeza de clase para la Iglesia). Por los caprichos de Encarnita, Franco se fué a vivir a El Pardo, palacio que bien es sabido que a él no le hacía ninguna ilu, pero la señora quería ser una reina.

Se dice que incluso, la primera vez que a Paquito alguien le llamó "Excelencia", pues el fue todo extrañado a contarselo a Encarnita, diciendo algo así como "Coñe, excelencia yo, me parecen que se exaltan..." (Paquito en realidad no se veía en el papel, el prefería lo de Generalisimo, que le molaba más por lo castrense y eso...). La Encarnita le puso a parir de cuatro gritos, diciendole que él, como salvador de España, era merecedor de ése y de los más grandes títulos... acto seguido, Encarnita le comunicó a to diós que a partir de entonces, quien no se refiriese a ella también como Excelencia, sería castigado severamente (odiaba que le llamasen "La Doña", como bien hacía la servidumbre...).

La repifostia fué cuando a Encarnita se le metió en el cabezón que su nieta fuese reina de España... ¿Que como lograr eso...? Muy facil, casando a su nieta con un aspirante a la corona, Alfonso de Borbón y Dampierre. Y comenzó a comerle la cabeza a Paquito con lo de que él instauraría una nueva dinastía, que si había que poner un rey que pusiese al marido de su nieta, etc, etc...

Pero oiga, de Paquito se pueden decir muchas cosas malas (y la mayoría son ciertas), pero desde luego Paquito quería que España fuese a mejor, y volviese a ser grande y respetada. Vale, tuvo una forma un poco burra de intentarlo, pero el creía de verdad que hacía lo correcto... Y cuando Encarnita le salió con eso, pues a Paquito se le enarcó una ceja. Vale, vale, hizo lo que mejor le funcionaba con Encarnita: Callarse y esperar a que se le pase. Pero la tía insistía... y Franco veía a Alfonso y decía (literlmentee) "no da la talla, no da la talla para rey...". Así que puso a Juan Carlitos, y mirando como eran los borbones, podemos decir que tuvimos suerte y todo.

Pero en fin. Paquito no ha tenido suerte con la historiografía. Hoy en día, un libro sobre Paquito, con menos de treinta insultos por página, es automáticamente clasificado como "fascista" y "reaccionario". Joer, que odio, si ya hace treinta años... Paquito era un hombre que quería arreglar España (y de paso, satisfacer la megalomanía de todo dictador, que es dejar su nombre con letras de oro en la historia, y tal, pero vamos, que nunca les sale...), y hizo lo que él creía mejor, al fin y al cabo. Y hubo gente que le apoyó. Y aun queda gente...

Vamos, vamos. Preguntad a papás y abuelitos. Seguro que alguno os sale diciendo lo de "con Franco no se vivía tan mal...". Claro, también os saldrán otros (sobre todo gente de pueblo, que eran los que pasaban hambre de la mala en la posguerra) que no quieren ni verlo. Pero mira, ya hay dos puntos de vista. Ya no es tan malo el monstruo. Y desde luego, a mi no me sirve como justificación para nada que uno hubiese sido "victima del franquismo" cuando ya han pasado 30 años, como tanto les gusta hacer a Nacionalistas Vascos, a los de Esquerra Republicana, y a la Izquierda en general de España, oiga.

La mejor forma de saber de esto es agarrar a un falangista o fascista. A uno de los buenos, de los de verdad, que todavía hay. No a esos de la cabeza rapada y que meten palizas por las calles. Me refiero a uno de esos que a lo mejor ni vivió la época, pero que se la ha estudiado. Los reconocerás porque son muy tranquilos y porque conocen el tema metódicamente. No tienen que gritarte ni insultarte para debatir tu razón, y respetan los demás puntos de vista... Es muy divertido juntarlos con un comunista de la misma clase (es decir, de los que saben de qué hablan, no los niñatillos del pañuelo palestino, las pelotitas, los malabares y los porritos... sino los que han leido a Marx, a Engels, los que conocen la historia y como se organiza el comunismo) porque se caen muy bien, y acaban agarrados a una botella y cantando con lágrimas tanto la Internacional como el Cara al Sol, mientras se quejan de que los jóvenes de hoy no tienen cultura ni ideales, y que aquellos eran otros tiempos...

Coge a un fascista de éstos y preguntale, y verás como te entra miedo, porque lo que dice no parece ilógico... Es más, si es uno con labia, ni siquiera parecerá malo... Porque es otro punto de vista distinto, pero que hoy en día no se puede tocar, es políticamente incorrecto. Y ésto nace porque los medios de comunicación y los políticos no nos dejan tener la madurez histórica necesaria para hablar de ése tema sin miedo, está demasiado mediatizado. Recordarlo no nos hará daño. Analizarlo tampoco. Mediatizarlo y demonizarlo sin sentido sólo llevará a un desconocimiento de la historia reciente de España. No digo que se defienda (leches, no soy tan bruto...) digo que se trate con normalidad, que ya hace mucho de ésto.

Siempre os digo que desconfieis de lo que cuentan los medios. Desconfiad aún más de algo absoluto. Y en política sobre todo, desconfiad siempre cuando haya "buenos y malos", porque al final, ni los malos son tan malos, ni los buenos tan buenos.

Anda Paquito, jodío, menudo pastelito nos dejaste aquí montado... Ya sé, ya sé, lo hiciste por España y eso, pero fuiste mu brutito. Si ganaste la guerra, la ganaste, te acepto algunas represioncillas post-conflicto, algunas multas, algunos añitos de carcel para los que más en tu contra estaban (eso es normal en la historia, ellos también lo hubiesen hecho)... pero 40 años vengándote de los vencidos es pasarse un pelín, Paquito. Luego no vale revolverse en la tumba y quejarse. Ahora te jodes, y mandan aquellos a los que venciste... (No, Paquito, no quiero chistes sobre si ahora con ZP vamos de culo y cuesta abajo, quedate calladito allá donde estes, que aun muerto nos das guerra, cabrito...)

lunes, noviembre 28, 2005

Reseteando el reloj.

Ale, aquí ando otra vez. Sí, si, os tengo a todos muy abandonados, pero no me digais que no os advertí ¿eh?.

Bueno, pues después del chasco universitario, ya he recargado un poquito las pilas y vuelvo a estar más o menos operativo. Así que me he levantado y he dicho "voy a hacer un post", y aquí me he sentado... y llevo media hora pensando en qué coño escribo... joer, que mis musas deben estar de resaca, las muy pelandruscas, porque a mí me han abandonado...

Pero bueno, para eso existe la inspiración divina ¿no?, pues aquí estoy escribiendo, y seguro que sale algo muy decente... a ver... estoooooo... hace fresquito hoy en Málaga... me voy a poner la batita... que bien canta la Belen Arjona esta, coño... voy a ver algo suyo por internés mientras me viene la inspiración... joe, que güena está la rubia... no me viene la inspiración...

Bueno, mira, hoy no sale nada lógico, pero ¿qué esperabais? ¿una genialidad? ¿de mí? ¡Ja! ¿es que no habeis visto el título de éste blog o qué?...

Ale, a pelarla... ya me saldrá algo... como dice una que yo me sé, M'es indisoluble. Ya nos vemos, lectorcillos.

viernes, noviembre 18, 2005

A tomar por culo la bicicleta...

Ya me es IMPOSIBLE acabar en diciembre, cuando aún ni han comenzado los exámenes. La razón es sencilla, por una coña burocrática, no puedo presentarme a una asignatura hasta JUNIO. Jodido estoy.

A tomar por culo...

lunes, noviembre 14, 2005

Examinator 2: el juicio final

Pues eso, que empiezo los exámenes de Diciembre en Noviembre (es que mi facul is different). Y eso quita tiempo... así que, si no escribo mucho, no os exaspereis. Simplemente dadme tiempito, que puede ser que acabe la carrera ahora en diciembre...

Que Dios reparta suerte, que si reparte justicia, no apruebo ni loco :o)

Venga, nos vemos...

jueves, noviembre 10, 2005

Arde París

Parece que a los gabachos se les ha liado una buena. O eso, o que han querido importar las fallas desde Valencia, con tanto incendio y tal, pero creo que ésta no va a ser.

Si es que el mundo es como es: das la mano y te agarran el brazo, el hombro, el cuello y la cartera, así, a lo bruto. Que se lo digan a ZP, que al hombre un día le va a llegar una circular de la Generalitat para decirle qué calzoncillos tiene que usar, y otra de Polanco para cambiarle los calcetines (¿o es al revés y es ZP el que le dice a Polanco que calcetines ponerse? En fin, dudas existenciales).

No se por qué me da a mí que esos barrios deprimidos de la capital franchute están habitados por una mayoría cultural reacia a comer cerdo. Sí, que tienen algo que ver con los que volaron hace nada un salón de bodas en Jordania.

Vale, hay que admitirlo, existe una cúpula interna de estos habitantes que creo que no ve muy bien al demonio occidental (aunque disfrutan sin reparos de su seguridad social, sus libertades, su dinero, etc). Es más, creo que hay más de uno que disfrutaría lapidando a muchos de nosotros.

No me entiendan mal, no soy absoluto. Mucha de esta gente que no come gorrino y reza mirando para la Meca, pues no se queja de lo que hacen los demás. Llegan, trabajan, mandan la mitad de su sueldo a la familia en su país, y ale, a salir para adelante. Con estos, no hay problema alguno. Van a lo suyo. El problema comienza con los que piensan que somos un montón de herejes que deben convertirse o morir. Estos también los hay. Por aquí cerca, estos que te perdonan la vida con la mirada cuando pasas a su lado. Estos que aparecen en las mezquitas a decir que pegar a la esposa es sano y recomendable. Sabeis de lo que hablo.

Felipe II arreglo ésto de una forma un tanto drástica: expulsó a todos los musulmanes del territorio. No es que debamos hacer ésto, es que me hace gracia la comparación. Felipe II los expulsó porque temía que, en caso de ataque turco, se aliasen con el enemigo. Ahora tenemos un "turco" distinto, pero que tampoco nos quiere bien.

Yo diría que se quedase por aquí el que quiere hacer su vida él, no obligarnos a todos a hacer SU vida. Porque, que quieres que te diga, si vas a un país que no es el tuyo, lo normal es que te adaptes a él, no que él se adapte a tí.

Y un poquito de respeto por la cultura del mismo, tampoco sobraría, pero bueno.

Y es que es eso, de buenos, tontos. Igual que le pegamos una patada en el culo al español que se pasa (judicialmente hablando), no habría que tener miedo a hacer lo mismo con el de fuera que se pasa. Es más, yo soy de los que piensan que, si se pilla a un inmigrante en flagrante delito, patada y a delinquir a tu tierra. Aquí ya tenemos chorizos.

Y no entiendo por qué si lo piensas eres un racista. No tengo problema con los musulmanes, he conocido algunos muy majos. El problema es con el musulman que se cree más listo que yo. El que llega aquí quejándose de todo, que se ofende con cualquier cosa, que te pone verde cuando quiere, y que si le contestas, pues eres un racista y un intolerante y un facha. Con esos, te sale del alma lo de "pues si no te gusta mi país, vuelvete al tuyo, coño ya...". Yo estoy muy contento con mi España de políticos inutiles, de las envidias, de prensa del corazón y de futbolistas de inmerecido sueldo desorbitado. Porque yo me quejo porque tengo derecho, coño. Mis padres, mis abuelos, mis tatarabuelos se partieron el espinazo currando como enanos, pasando posguerras, hambres, dictaduras y revoluciones para que hoy en día yo tenga los recursos para estar aquí sentado escribiendo en mi ordenandor, igual que yo intentaré participar de éste país para que mis hijos y mis nietos puedan presenciar grandes avances, como una conexión a internet de 20 megas, o la finalización del metro en Málaga (tal vez, mis tataranietos lo vean) o que el Malaga C.F. gane la champions league (eso, dentro de unos eones tal vez...).

Y desde luego, no me gusta que alguien que no ha contribuido en el crecimiento de éste país, venga quejandose de entrada y cagándose en lo que montaron mis padres y mis abuelos con tanto curro.

Por ahí no paso...

domingo, noviembre 06, 2005

Todos somos maaaaalos

Estaba yo pensando por ahí que todos hemos hecho una putadilla a alguien del otro sexo alguna vez. Alguien que tal vez tenía interés por nosotros, pero nos la pelaba mucho, que nos daba igual, vamos.

No quiere decir que lo hayamos hecho con ánimo malvado de dañar al prógimo, pero sí que después, pensandolo bien, has pensado: " jodó, me he pasao con el pobre/la pobre". O que lo hayais hecho directamente a mala pipa, que también puede ser.

Así pues, quiero una respuestita a ésta pregunta:

¿Cual es la mayor putada que le has hecho a alguien del otro sexo?

Para predicar con el ejemplo, yo confesaré arrepentido, que una vez, estando en asuntos "de interés" con una chavala (en la cama, vamos), como me aburría, fingí un orgasmo (sí, los hombres también podemos... sobre todo con condón), y un calambre en la pierna para irme a mi casa... La pobre se tiró una semana llamandome para ver como tenía la pierna... una de las veces que me llamó, yo estaba jugando al futbol... ¡¡¡Que mal me siento, por Dios!!!.

No tiene por qué ser cosa sexual, pero no se me ocurre otra mejor (si es que soy muy inocente, leches).

Están retados a responder para seguir teniendo mi respeto blogero Mara Jade, La Flé y la Bichi. Echadle valor, cojones...

miércoles, noviembre 02, 2005

In Memoriam...

Hoy ha fenecido Tobi (1989-2005). Lo estaba pasando muy mal, debido a quistes en la próstata, el higado malfuncionante, ciego, medio sordo y con reuma...

Ha caido dignamente por el sistema de inyección letal. Ha muerto sacando su orgullosa lengua por última vez.

El Tobi ha muerto. Viva el Tobi.

Lamento no tener fotos suyas...

domingo, octubre 30, 2005

Guarreridas después de las comidas... y antes... y durante...

La mu jodía de la Fle me ha retado a contestar unas preguntillas que tiene puestas en su Blog. Se creería, la muy credula, que como últimamente escribo sobre historia y todo eso me iba a dar pudor responder, pero se equivocaba. Aquí teneis las verdades descarnadas de la vida del Chopi:

1. ¿Cual ha sido el mejor polvo de tu vida?:

Hombre, tengo unos cuantos bastante memorables (modestia a parte, jejejeje), pero me gustó especialmente uno que empezó de la forma más tonta posible: Ella se agachó a coger una cosa de la nevera, y al hacer eso se le vió el tanga... y no es que cada vez que vea un tanga pegue un bote y viole a alguien... pero hijo, no se, en aquél momento me dió un nosequé queseyo y le salté encima a la pobre con alevosía y premeditación (aunque podría alegar en un juzgado enajenación mental). Acabamos desparramandonos por toda la casa... en la vitrocerámica, encima de la nevera, en el salón, en el sofa, en el suelo, en la puerta de entrada mientras ella intentaba contestar al telefonillo, por las paredes... vamos, un chou...

2. ¿Cual es el sitio más original donde has hechado un polvo?

En la camilla de la esteticista de una peluquería, con unos 12 clientes cortandose el pelo y unos 14 trabajadores separados de nosotros sólo por una puertecita sin pestillo... que jevy...

3. ¿Que es lo que más te gusta en el momento de echar un polvo?

Cuando me bajo los pantalones y todas dicen "¡¡¡Tu estás loco, a mi eso no me cabe...!!!" . ¿No cuela, verdad? ¿se ha notado mucho? :P .

Chistes aparte, pues las manías que teneis todas que os hacen especiales y únicas: están las que quieren que apagues la luz antes de desnudarse, las que se ríen cuando las acaricias, las que se ponen vergonzosas, las que te saltan encima cual loba en celo... muchas formas y colores para todos los gustos. También me encanta cuando les veo la ropa interior... desde bragas cuello vuelto Bridget Jones, hasta tanga monofilamento mínimo (o incluso sin ropa interior), pasando por mis favoritas: braguitas o tangas con motivos infantiloides, estilo Supernenas, Shin-Chan, Animalitos de colores, o la que se llevó el premio del siglo poniéndose un tanga del Málaga C.F. (ainnns, que recuerdos).

4. ¿Y lo que menos te gusta?

Las que ya de entrada empiezan diciéndote que "yo no pienso hacer ésto, ésto, ni esto otro...", y que encima ponen una actitud como si tuvieses que darles las gracias por permitirte el placer de echarles un polvo. Lo que se hace tiene que salir sólo, nadie te va a obligar, pero se dice "no" con más delicadeza, que parece que me estés amenazando. Además, si dejas que el Chopi despliegue sus medios... siempre descubres cositas (Momento autobombo masculino).

5. ¿Que fantasía sexual te queda por cumplir?

La que todo hombre que se precie a tenido alguna vez: el trio con dos mozas. Un clásico. (Javi Gordo Cabrón, nunca te perdonaré que tu lo hayas conseguido antes que yo... Joputa)

6. ¿Con que personaje masculino o femenino de la Blogosfera te darías un revolcón?

MUAHAHAHAHAHAHA, yo no voy a ser cortado como la Fle, que no se moja, yo tengo mazapán para todas, que "litros de amor corren por mis huev..., mujer" (como me gusta ser borrico).

Pos vamos a ver, la Mara Jade con ese tatuaje en la espaldita que tiene, y esos mofletillos tan moooooonos, vamos, que puede uno hacerle un favor y darle después las gracias... Aunque me tenga que disfrazar de Lucas Escaigüalquer, y pintarmela de verde fosforito para que parezca un sable laser...

¿Y la Flé? ¿Qué decir de la Flé? No he visto nunca una foto suya, pero con lo que me rio con su blog, pues mira, se le echa por simpática nada más. Además, con la Flé haría algo que me ha granjeado algunas enemigas: Cortarle el orgasmo a chistes (no lo intenteis en casa, niños, algunas se lo toman bien, pero otras...).

Y no se me ocurre ninguna otra de momento... ya veríamos, que a mi me invitais a un par de copas y me vuelvo muy facilón (como todo hombre, no te jode :P).

Después de estas respuestas, supongo que a la Flé se le habrán quitado las ganas de hacerme más preguntas de éste estilo. Si es que, ser borrico está muy bien a veces.

domingo, octubre 23, 2005

Colapso cerebral (alcoholico, claro...)

Anoche se celebró el Chopicumpleaños Fase 2, que vino a durar, exactamente, 16 HORITAS DE NADA.

Comencé con los niños a las 12 de la mañana, en Torre Del Mar, comiendo pescaito frito y quintos de cervesita. Creo que el menú constó de:

- Mero a la plancha
- Calamares a la romana
- Pulpo a la plancha
- Boquerones fritos
- Conchas finas (plato muy de Málaga, que desde luego está siempre fresco: se come cuando la almeja en sí aún está viva, y es muy divertido echarle limón, sal y pimienta y ver como se retuerce la carne, al tiempo que te ríes y dices: "Vas a morir devorada... MUAHAHAHAHAHA").
- Una pata de cordero (Ya sé que no pega, pero estaba de rica...)
- Unos 6 quintos de San Miguel por cabeza.

Después, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, y se nos antojó un digestivo, un orujo de hierbas por ejemplo, pero como no había tuvimos que empezar con el Jack Daniel´s a las 3 de la tarde. En Torre del mar nos metimos 2 pelotacillos...

Más tarde, volvimos a Málaga, cantando las canciones to jevi metal que tenía Juan Carlos en su coche: Los Tres Mosqueperros, La Abeja Maya, Campeones, Dragones y Mazmorras, Marcos, Mazinger Z... (NO ES COÑA, y cantábamos a pleno pulmón...). Llegamos a la city y allí nos clavamos... 5 pelotazos más...

Regreso cada uno a casa para cenar y quitarse la peste a alcohol a las 10 de la noche. A las 12, de nuevo en la cresta de la ola: pal centro y botellón powa en la plaza del Teatro Cervantes (lo habitual es la Plaza de la Merced, pero nosotros no tenemos ya edad para juntarnos con tanto niño :P ). Cayeron unas 2 botellas de Jacky más, otra de cacique, unas cuantas cervezas y Bacardi Breezer de ese tan mariquita para las niñas (algunas, que otras se clavaban el Jacky que daba gusto).

Después de fiestuqui por los baretos... asín hasta las 4 y algo de la mañana, que yo ya mantenía una sonrisa floja del sueño y el cansancio. Vamos, ni miraba a las gachís del bareto de lo cansado que estaba...

Así, entendereis que hoy no escriba más posts... aaaay, aaay, mi cabecitaaaa....

jueves, octubre 20, 2005

¡Abrid vuestra mente! (Pero no con un martillo, que os conozco, so brutos...)

Como diría el rey Juan Carlillos, "Me llena de orgullo y satisfacción" que os hayan gustado mis clasecitas de historia. Realmente, habeis conseguido que recupere un poquito mi afición por la historia (ahora estudio con más ganas, lo juro por esnupi y la cobertura de mi movil).

Visto lo visto, voy a haceros recaer en un dato: Me habeis preguntado por Waterloo, por Ana Bolena, por la Guerra Civil y por la Transición y el 23 - F. Cada cosa a su tiempo. Voy a establecer un "modus operandi" en mis posts historicos. Van a seguir una evolución, que va a hacer que lo comprendais todo mejor, empezando por donde ya lo he hecho: Trafalgar y la Guerra de Independencia. ¿Por qué?. Muy simple, la Guerra de Independencia es la raiz que nos lleva a explicar el porqué de hechos históricos tan actuales como lo de Tejero, la transición democrática, el independentismo vasco y catalán y algunas que me dejo en el tintero. Sí, es cierto, hechos de hace 200 años fueron la chispa que llevaron a lo que es hoy España. Puede que ahora mismo os cueste un pelín entenderlo, pero procuraré que lo comprendais, usando el único arma que puedo: divirtiéndome un montón mientras os cuento mi (sin duda, particular, por no decir rara) visión de la historia, y rezando a todos los dioses habidos y por haber para que os divirtais vosotros también, que se que os gusta, warris.

Y seguid picándome. Decidme lo que pensais que está bien o mal, en lo que estais de acuerdo o no. Y no os preocupeis porque os desgaste las neuronas... seguiré hablando de mis paranoias y de mis teorías sobre las relaciones tormentosas y paranoicas entre sexos, hablaré de futbol, de cine y de lo que me salga del fistro diodenal (soy malagueño, Chiquito for president). Pero añadiremos como sana costumbre un poco de historia.

Así, tal vez entendereis por qué todos los historiadores somos unos bohemios (que es una forma de decir que somos unos borrachos con cultura... pero borrachos al fin y al cabo), y por qué nos ponémos históricos estudiando histeria... (chiste de historiador... dificil de reirse, ya lo sé).

Ale, a seguir ahí, que me subís el ego con vuestros posts... (jua jua jua, jajejijoju, soy más poderoso cuanto más me leéis JAJAJAJAJAJ (risa maligna)).

martes, octubre 18, 2005

El 2 de Mayo (No te jode, con los franchutes...)

La Flé me ha pedido que le explique la que se lió en Waterloo. La pobre no sabe que ha animado mis bajos instintos, y ha desencadenado un maremagnun orgiástico de historia en mi blog. Intentaré contenerlo, pero temo que me costará mucho. Explicaré lo de Waterloo más adelante, pues primero quiero hablaros de la que le tuvimos que liar a los gabachos cuando intentaron conquistar esta tierra que no somos capaces de gobernar ni nosotros, que somos de aquí. Está directamente relacionada, así que podeis tomarlo como un entremés.

Si revisais mi anterior post, recordareis que por culpa del inutil de Godoy, España se ve enlazada con Napoleón en su intento de conquistar todo el mundo conquistable. A causa de ello, los anglos nos dieron cerita de la buena en Trafalgar.

Pero el chupababas de Godoy no se dió por aludido, y planeó con Napo la conquista de nuestros vecinitos portugueses, aliados de Inglaterra desde que el mundo es mundo (en realidad, se aliaron para rapiñar todo el oro y riqueza posible del imperio español, los muy piratones...). Para ello firmó el Tratado de Fontaineblau, donde se repartían ya Portugal, como quien se reparte con un colega las dos gachises que triscan en la otra esquina de la barra de un bar barato...

Pero he ahí que Napoleón tenía otro plan. Se dijo: "con lo inutil que es el Godoy este... ¿por qué no quedarme con su paisucho en lugar de tener que tratarle como a un aliado...".

Dicho y hecho. Le petit cabrón ideó un plan para quedarse con la piel de toro por todo el careto. Tampoco es que tuviese que partirse la cabeza para hacerlo... Le dijo a Godoy: "Oye, majete, que enviamos unos soldaditos franceses para que sus ayuden con lo de Portugal, ¿vale?". Y Godoy tragó. Luego resultó que eran como 100.000 franchutes... imaginaos el careto de los guardias de frontera españoles...

"Oigan...¿ustedes no son mucha gente?"
"Oui, oui, pero nous vamós a conquister le Portugal. Nous estamos de pasó..."

Pero luego, resulta que los mu jodios se quedaron... y se metieron en Madrid...

"Oigan, pero... ¿no iban para Portugal?"
"Non, non, nous nos quedamos, que tinto español y mozas madrileñás tres bien..."

Y así conquistaron España. Chupate esa. ¿Que hizo el rey Carlos IV (el cornuo que ya os dije)?. Abdicar en su hijo, Fernando VII. ¿Como describir a Fernando VII?... eso, dejemoslo en manos de Goya...

¿Que?. Menuda expresión de inteligencia, ¿verdad?. Pues toda la cara tonto que tenía el hijo su madre, reflejaba como era realmente... Si es que la cara es el espejo del alma, leñe. Ahí teneis, decenas de generaciones de Borbones casandose con sus primos, nos llevaron a tener uno de los mayores tonto baba que jamás parió las entrañas de una reina de España... A los hechos me remito.

Cuando su papá abdicó, las tropas napoleónicas se llevaron al Fernandito a Bayona, a una casita de verano muy maja que tenía allí el Napo. El gabacho le pidió muy educadamente a Fernandito que le regalase el trono, y Fernandito le dijo que por supuesto, que para qué lo quería él al fin y al cabo, que toda España para usted y que le aproveche, sire... (Que no, que no es coña, que le regaló España, asín, por toda la cara...).

Así, los gabachones se las prometían muy felices, con España en el saco (Espagna). Pero no contaban con que a los españoles nos gusta la tortilla de patatas, y no a la francesa, y que preferimos la Sidra El Gaitero a cualquier mierda de Champán que nos traigan de los Pirineos para arriba.

Vamos, que en Madrid, donde campaban a sus anchas los franchutes, la gente empezó a levantar mucho una ceja... Y los gabachos, un poco tontainas por naturaleza, no tuvieron otra cosa que liarla al más puro estilo francés: con mucha pompa y chulería. Y eso en el Madrid de la época, que viene a ser como si Carod Rovira se pone a cantar una sardana encima de la bandera de España en la sede de Falange. Linchamiento fijo.

Y es que encima a los gabachos los mandaba Murat...

Murat era, por definirlo en palabras de Pérez Reverte, "Un tipo que parecía más un chapero de lujo que un general de ejército...". Y cuando Murat vió que los españoles esos, además de no decirle guapo cuando iba por la calle, a veces le silbaban y todo... y hasta le decían que se muriese...

Pues se cabreó, y mandó a sus soldaditos que diesen un par de escopetazos por ahí. Con lo que los españoles dijeron lo de "esta es la nuestra", y se lió la del 2 de mayo... Que aquello fué el Rosario de la Aurora versión gore, oigan. Los franchutes descerrajaban escopetazos a la masa española, que francés que cogían, francés al que despellejaban como a un conejo. Si es que, a quien se le ocurre, leñe...

Pero, por si fuera poco, está el caso de Manuela Malasaña. Manuela no era más que una mozalbeta de 15 años que vivía con su papi por los madriles. Y el 2 de mayo, su papi se unió a sus vecinos para despanzurrar algún francés, noble deporte donde los haya, que se pondría muy de moda en la época... Y Manuelita, como amantísima hija de su padre, decidió ayudar a su progenitor cargándole el fusil con el que amablemente sugería a los franceses que tal vez deberían elegir otro lugar como residencia de verano.

Ahí que llega un alosanfánt y ve en una ventana a Manuelita y su papi. Su cerebro debió discurrir de la siguiente forma:

- Selección de objetivo - Opción 1: Gañán berraco con fusil que dispara a mis apañeros.
- Opción 2: Tierna adolescente con coletillas que le sujeta el fusil al Gañán.

- Evaluación de peligro: La opción 2 es más peligrosa, puesto que las mujeres son muy malas...

Y el muy borrico se cargó a Manuelita. Tate, la jodimos. Al padre, por lo pronto, le tuvieron que doblar el peso de su cuerpo en plomo para que se muriese del cabreo que llevaba... Imaginaos vosotros. Una cosa es que los hombres y mujeres (porque hubo muchas mujeres) nos liemos a navajazos con los soldados gabachos... y otra es que se carguen a una niña. Santiago y cierra España, aquí cenamos tortilla de huevos de francés...

Y ahí empezó todo lo gordo. Para apaciguar aquello, los franceses usaron su talante. He aquí la imagen de las amables conversaciones con las que intentaron calmarnos un poco:


En fín, el resto es historia. Con la furia inicial, el general Castaños les dió candela a los gabachos en Bailén (La primera derrota seria en la historia del, hasta entonces, invencible ejército napoleónico). Tan chungo lo veía Pepe Botella (José Bonaparte, hermano de Napo y rey por su elección... que para más inri, era el rey que más libertades daba y garantizaba a los españoles de todos los que había tenido hasta entonces... que si llegamos a saber como iba a ser después Fernandito VII, casi mejor nos lo hubiésemos quedado...) que llamó a su hermano para reconquistar España.

Pero he aquí que intervinieron dos factores aparte, y que darán para otros posts más adelante (cuando se os pase el empacho histórico, queridos lectores). El primero fue Wellington, un inglesito majo y vivaracho, a la vez que más listo que hambre, que vino a echarnos una manita para hacerle la puñeta al enano franchute de los cojones. Y el segundo fue los guerrilleros.

Sí, sí, lo que habeis visto en Curro Jimenez, gran serie donde las haya. Los españoles nos tirabamos al monte y degollabamos franchutes a la mínima que teníamos la oportunidad. Más de un sargento francés dejó en sus memorias (y esto es cierto) el pánico que le tenían a esos tipos bajitos, ceñudos, peludos y unicejos, que se les plantaban delante con tó la cara de mala leche, y sacaban unas navajitas que hacían 7 veces "clac" al abrirlas y que en la hoja rezaban frases como: "Viva mi dueño..."

En fin, que meterse en España fue el principio del fín de Napoleón. Ya se lo dijo su hermanito Pepe: "¿Cómo quieres que gobierne en un país donde dos tipos no se toman el café de la misma forma...?".

Y es que, semos mu brutos cuando nos tocan lo nuestro...

lunes, octubre 17, 2005

Trafalgar (Pa habernos matao...)


Lo siento, era inevitable. Iba a ocurrir tarde o temprano. El instinto me llama... es una vocecita que se hace cada vez mayor en mi cabeza, y hoy ha llegado a niveles insoportables. No veo más salida que claudicar y hablar de un tema que no cuenta con muchos admiradores: historia. Peor aún, historia de España.

Y no cualquier parte de la historia de las Españas, sino de todo un acontecimiento que nos metió de un papirotazo en la realidad del siglo XIX, y que fue el principio del fin de España como potencia mundial.

Esta mañana, he cogido mi habitual revista de historia de todos los meses y me he encontrado con un regalo, más aún, un pequeño tesoro. Regalaban con el libro un ejemplar de "Trafalgar", de Don Benito Pérez Galdós. un libro que leí con apenas 13 años, y que marcó a fuego mi sentimiento de esta nación, y que también fue uno de los empujones que me llevó a estudiar una carrera con tan poco futuro como la de historia. El primero de los Episodios Nacionales no pudo ser más acertado.

Supongo que todos conoceis por encima los hechos acontecidos cerca del Cabo Trafalgar hará 200 años el 21 de éste mes, pero no está mal dar un repasito.

Debido a los pactos de familia, España se ve obligada a ayudar a la Francia napoleónica en su guerra contra las potencias aliadas encabezadas por nuestros eternos rivales en el mar: los ingleses. Es un pacto un poco al estilo de los que hace Zapatero hoy en día con Francia: sea como sea, ellos ganan y nosotros perdemos. Vamos, que además de putas, ponemos la cama. Así era en las épocas de Bonaparte, o como le llamaban los soldados españoles, Le petit cabrón.

España en aquel entonces estaba reinada por Carlos IV, un rey que tenía todo lo que un buen republicano siempre soñó en un monarca: pusilánime, corto de miras, débil, ignorante y, de premio, cornudo. Pero bien cornudo, creo que todavía se ven los rayones de su cornamenta en los lugares donde vivió. Su mujer era más fea que un cayo malayo mutado, pero le gustaba más un miembro viril que a un tonto una peonza.

Y por eso teníamos el valido que teniamos, el archiconocido Godoy, un mozalbete que pasó, en un suspiro, de insignificante Guardia De Corps, a presidir los designios de España. Se dice de él que de lo único que era versado era en tocar la guitarra. Pero tenía una cualidad que le encumbró: tener el estómago suficiente para hacerle la caída de roma a la fea de la reina. Con dos cojones.

Y así nos versaba en aquel entonces. España puso su ímpetu en reconstruir su poderío naval, creando una flota la mar de destacable... que evidentemente, los franchutes pidieron para su uso y disfrute personal.

Estaba el enano gabacho en la cosa de conquistar Inglaterra, pero los muy hijos de la Gran Bretaña no se dejaban. Que si nosequé de que a ellos nadie los invade, que si ni los romanos lo consiguieron, menos lo conseguía el enano ese... Vamos, que no. Y a Napo se le ocurrió que el tonto del Godoy ése, podría dejarle sus barquitos para obligar a los anglos a salir al mar a perseguirlos, y así tener el paso libre para llegar a las islas británicas.

Como plan no era malo, pero Napoleón cometió un fallito, que luego le fué imposible subsanar: como almirante de la escuadra, nombró al franchute más tonto e incompetente que jamás haya parido Francia: Villeneuve. Aquí, para que os hagais una idea, lo llamabamos Monsieur Corneta. Y mira que la frans ha parido inútiles de órdago (El mariscal Petain, Luis XVI, Jean-Marie LePen... ¿sigo?), pero vamos, el que nos tocó en suerte hubiese entrado en un mundial de gilipollas como cabeza de serie...

Y nosotros también las traíamos malas. Tras el varapalo que nos cascaron los anglos en el Cabo San Vicente unos añitos antes, todavía nos estabamos lamiendo las heridas. Si bien nuestros barcos eran potitos, grandotes y con muchas cosas de hacer "pum" dentro, andabamos escasos de personal. Fue necesario hacer levas, que consistían en agarrar un escuadron de fusileros, meterlos en las ciudades, y llevarse a todos los vagos, maleantes y chorizos de las ciudades para meterlos en los barquitos a jugar al hundir la flota a escala real. Que oye, luego los chavales le echaban un par de santísimos al asunto, pero mucha experiencia en artes marinas no tenían. De hecho, fué incluso necesario embarcar a artilleros del ejército de tierra para que usasen los cañones de los barcos.

No todo era malo. Contabamos con algunos de los marineros más duchos e inteligentes de la tierra: Churruca, Gravina y Alcalá-Galiano. Lobos de mar en el amplio sentido de la palabra, muy hechos al asunto de las armas, gente de hígados.

Pero ninguno estaba al mando... ése era el papel del Villeneuve de los cojones...

Y para joder aún más la marrana, el que estaba en frente, al mando de la escuadra inglesa, no era otro que Lord Horatio Nelson. Si habeis estado alguna vez en Londres, hay una placita llamada Trafalgar escuer, que tiene una columna muy grandota en medio, con un tipo con gorro raro encima. El tipo del gorro raro es Nelson, para que os hagais una ideita.

O sea, sumad: flota inglesa con mejores cañones, hombres expertos y un almirante que no se ganó el título por ser guapo precisamente + escuadra española con franchute al mando = paliza de órdago.

Y la que nos dieron... Nos llevamos ostias hasta en el carnet de identidad...

El Franchute de los huevos, al salir de Cádiz para enfrentar a la escuadra de Nelson, lo hizo en la habitual forma de línea: todos los barcos en fila escalonada para permitir máxima potencia de fuego. Algo de manual, estaba claro que se iba a hacer así. Y Nelson, que escribió muchos de los manuales de la época, lo sabía. Así que planteó un ataque concentrado para romper la fila en dos puntos distintos, evitando que la retaguardia apoyase a la vanguardia. Esto tiene mucho valor, pues expone a tu flota a un intenso fuego artillero. Aunque Nelson tenía dos bazas: La primera, la formidable artillería inglesa, con mayor alcance y potencia que la española. La segunda, sorprender al enemigo para confundir su táctica. Aquí tenía que tener un pelín de suerte, pues un buen almirante hubiese intentado envolver a los ingleses, apalearlos por todos lados, y cerrar para el abordaje, donde los españoles haciamos honor a nuestra fama de picadores de carne selectos.

Pero el almirante de la flota combinada era Villeneuve... Decir que, cuando se encontraron las escuadras y el franchute mandó los movimientos, Churruca dijo, literalmente: "El almirante francés no conoce su oficio... estamos perdidos". Proféticas palabras.

En fin, una escabechina. España perdió toda capacidad de influencia marítima para siempre, y Francia la oportunidad de tomar Inglaterra. A parte de miles de muertos (Españoles, porque Villeneuve en cuanto olió la polvora, salió por patas...).

Aunque los ingleses tuvieron una pérdida enorme: Nelson dejó allí la piel. Tal vez no fue una justa retribución que muriese el día que más gloria obtuvo (hasta los españoles se afligieron por su pérdida, igual que los ingleses lamentaron la muerte de Churruca... eran otros tiempos), pero así es la vida de los héroes. De Nelson todo el mundo se acuerda. De Churruca, en España la mayoría de la gente cree que es una marca de galletas y ya está.

En fin, voy a dejarlo, que me enerbo. Seguiré de cuando en cuando con capítulos de la historia de España. Espero que os gusten. Los hago con mucho cariño, si bien se que no es un tema que apasione mucho. Pero vosotros, mis lectores, seguro que entendeis que necesito hacerlo...

domingo, octubre 16, 2005

Lo prometido es deuda...


Bueno, dije que la pondría y la pongo. Que le vamos a hacer. Luego no os asusteis, que el que avisa no es traidor...

jueves, octubre 13, 2005

COMIENZA EL AÑO 25 D. C. (Después de Chopi)

Ale, pues desde hace 25 minutos tengo 25 años oficialmente...

No me noto viejo ni nada... siempre me habían dicho que llegar a los 25 era cuando te das cuenta de que te haces mayor... pero yo me siento igual.

Ya llevo dos mensajes de felicitación al móvil desde que empecé a escribir éste post... aparte de Javi, que me ha felicitado directamente via messenger (mira que lo pongo poco... pues siempre coincido con el Javi Gordo Cabrón de mis entretelas).

Y aparte de los agasajos de la fiesta del martes por la noche, que me lo pasé muy bien.

Este año tengo unas cosillas que hacer:

- Acabar la carrera de una put... vez.
- Hacer el CAP (probablemente, eso suponga un mesecito en Granada, tierra soñada por mí...)
- Independizarme. Ya es hora de dejar el nido de una puñetera vez, por muy bien que me trate mi mami (madre no hay más que una... y menos mal).

Pero en fin, no hace falta ponerse melancólico, un año más, y a tirar para adelante, que ya me queda menos para diñarla y todavía ni he escrito el libro, ni he plantado el árbol, ni nada de nada...

He de disculpar que hoy casi no he posteado, pero es que entre que me hicieron en casa una tartita de galletitas como a mí me gusta (mami de Chopi cebándolo), con sus velitas y todo, y vino mi hermana con mi cuñao, y después el partido de España, pues no he tenido mucho tiempo... Mara, lo de postear tanto como tú sigue en pié... ya me recuperaré.

En cuanto a lo de poner un retrato de éste vuestro humilde servidor, ya he pactado con Javi Gordo Cabrón (no todo el mundo tiene un fotógrafo profesional de colega, jejejeje...) que mañana me pasará las fotos de la fiesta del martes, y os postearé alguna. Advierto que la visualización de mi horrible estampa, tan tremendamente borrachuzo, y con tan malas compañías, puede hundir el poco respeto que os halla podido arrancar con mis posts...

Ains, me da vergüenza que penseis que soy feo o un borracho de mala vida... pero las pondré de todas formas... ¡¡¡Soy un hombre sin complejos!!!.

Escuchando: "It´s all right", Marlango

P.D. Mara Jade, verás como después de ver mis fotos, no te preocupará en absoluto que parezcas un retaco a mi lado... pareceremos más bien La Bella y El Bestia...

P.P.D. Joé que vergüenzaaaaaaa

martes, octubre 11, 2005

La pinta de éste aburrido

Navegando por el blog de Bichi, donde tengo una, digamos, "extraña" aparición, se me ha planteado una preguntilla:

¿Que pinta creeis que tiene el blogero aquí firmante? ¿Que aspecto?. ¿Cómo me imaginais?.

Venga, sacad valor y decídmelo, puede ser muy divertido...

Además... el jueves es mi cumple... puede servir como regalito :)

lunes, octubre 10, 2005

Es lunes... ¿y qué?

Después de la oleada depresiva que sacudió los blogs ayer domingo, al fin, ya es lunes. Lo cual quiere decir que queda menos para mañana, que es martes, y el miércoles es fiesta...

También es mala leche, que ha caido este año el 12 en un día que no hay forma de pillar puente por ningún lado, joé...

Pero en fín, a mi me empieza bien el día: ya he cobrado el paro de una puñetera vez (4 meses han tardado... 4 meses), y hoy llueve en Málaga (cosa rara, la verdad, tanto que por aquí abajo nos alegramos cuando ocurre).

Y mira, hoy, me siento feliz. Estoy contento. Igual que ayer estaba melancólico y no sabía por qué, hoy estoy contento y me da igual el por qué...

¡Vamos allá!, ¡a comernos la semana con patatas, queridos lectores...!

domingo, octubre 09, 2005

Se acabó el dilema de domingo...

Ale, ya está. Ya la he llamado. Me he quedado más tranquilo. Ya la veré esta semana...

Esto va a acabar mal... pero ¿y si no es así?.

Tampoco pasa nada por intentarlo.

Peor si no lo intentas ¿no?.

Yo sólo se huir hacia delante... así que, no queda otra.

En realidad, me gusta tener estas preocupaciones. Si no, me aburriría demasiado.

Ya sabeis como soy...

Prometo posts más alegres en breve, pero yo también tengo derecho a hacerme una pajilla mental de cuando en cuando...

Triste dilema de domingo...

Ya estamos como siempre. Llega el domingo y uno aquí tirado... y se te va la cabeza, y piensas en quien tu ya sabes que no debes...

El domingo es gris a veces (sobre todo, si no hay futbol... ¡leches, es un buen opio!). Y claro no puedes evitarlo. Tienes ahí el teléfono, tienes las ganas de llamar... pero no sabes que pasará si llamas. Sabes que no te conviene llamar. No sabes por dónde te va a salir, pero tienes ganas de verla. Todo el mundo te dice que no debes, que te hará daño, que no funcionará. Te lo dice hasta ella algunas veces.

Hasta tú mismo sabes que es así...


Pero sigo creyendo...


Si no fuese dificil... no tendría la misma gracia...

sábado, octubre 08, 2005

Soledad... si te dejan...

Tengo una rara costumbre. La mayoría de la gente dice que le parece muy raro, pero que en fín, que yo veré (de mi no se extrañan ya de nada). Mi costumbre consiste en que a veces me voy de fiesta yo solito, sin quedar con nadie.

Así, como suena. Me gusta agarrar y perderme un poco por el centro de Málaga, irme a tomar unas copillas yo sólo. Es casi un ritual. Llego, me pido un cacharrito, cojo "postura de barra", y me dedico a mirar al tendido.

Es increible la de actitudes y formas que se pueden observar en el anonimato de la barra de un bar. Es un sitio lleno de gente, sí, pero al fin y al cabo, es como si no existieses. Estás allí y nadie se fija en tí, y puedes observar el comportamiento humano, que es una de las cosas más divertidas que puedes hacer.

Cuando lo hago, casi me parece un baile, una coreografía medida, un orden dentro del caos de gente. En una miradita, ya clasificas: están los típicos buitres, a la caza y captura de una presa en forma de fémina despistada. Están los grupos de colegas, que gritan mucho y cantan con estridencia sus canciones favoritos, que se divierten dándole igual todo. Tenemos los grupos de amigas, que ríen y bailan...

Lo bueno es que, a poco que te fijes, captas mucho más: los movimientos de los susodichos buitres para acercarse a una presa que ellos consideran probable... la danza de retirada de la que no le dá la gana ser presa... el colega del grupo al que todos intentan animar y hacerle cantar y beber, y forzarle a que se divierta y olvide un poco... las amigas que no lo son tanto y que se miran como si se controlasen entre sí (a ver si alguna de mis lectoras me explica un día por qué las tías sois tan competitivas entre vosotras... pero eso daría para otro post, como mínimo).

En fin, que me gusta salir sólo algunas veces porque me divierte observar lo que hace la gente. Pero también me gusta pensar. Se me ocurren muchas cosas con las que darle la vuelta a la cabeza cuando estoy con mi cubatilla, horadando un surco con mi codo en la barra...

¡Pero es que a veces no me dejan...! Por h o por b, siempre acabo encontrandome a alguien. Tampoco voy a mentir, siempre estoy suficiente rato sólo como para que no me moleste que aparezca un coleguilla, pero sí que es curioso que SIEMPRE me encuentro a alguien.

Y es más curioso aún que muchas veces es la última persona a la que te esperarias encontrar esa noche por ahí. Por eso digo que mi soledad nocturna dura mientras me dejan. Un día de estos, lo que haré será irme a Puerto Marina o algo así yo solito, que seguro que allí no me conoce nadie... o sí, vete tu a saber...

Y además, lo del pensador solitario debe gustaros, bonitas... porque se liga. No siempre, claro, no es muy exacto, pero sí que os acercais más, que hay más simpatía, que mirais con más curiosidad al tipo ese de la barra que mira al tendido con las cejas levantadas y una sonrisilla, mientras escucha de refilón los vanos intentos de un jovenzuelo por captar la atención de una moza, o capta el duelo visual entre dos contrincantes femeninas que se han fijado en el mismo hombre (cuando os poneis así, ni en las películas de Sergio Leone os superan... si las miradas matasen, la mortalidad femenina crecería un 500%... ¡me encanta!).

De hecho, hasta me han llegado a preguntar, gente que no conozco de nada, que era en lo que pensaba... lo que hace la curiosidad...

Bueno, en otros posts seguiré con mis crónicas nocturnas, que es un tema que me gusta mucho... ahora, a concentrarse, que juega España... (como no ganen, exigiré que los extraditen a todos...)

viernes, octubre 07, 2005

Un poquito sobre mí...

Para que me conozcais un poco y tengais consciencia del interfecto que perpetra éste blog, voy a hablaros un poco de mí, aunque ello signifique que no querais leerme más. Yo que me arriesgo. Con dos cojones...

- Rondo ya los 25 años de edad, aunque como todo buen hombre, aún no he superado los 16 años mentales (y bueno que es eso... los hombres somos capaces de ver la vida con la inocencia de un niño si nos da la gana... toma ya...)

- Estudio Historia porque quiero, porque me gusta, y porque soy tonto, que viendo la salida que tiene, mis principales opciones de trabajo son: parado profesional, opositor de carrera y campeón del trivial...

(momento chiste: ¿qué le dice un historiador que trabaja a otro que no trabaja?:
- ¿quiere más ketchup con su hamburguesa, señor...?)

- Tengo algunas aficiones mundanas como todo el mundo: Me trago Aída siempre que puedo, me gustan los videojuegos (en fin...) y me encanta el fútbol, soy del Málaga como buen Bokeron (ésta revelación me incapacita para ser tomado en serio por las capas cultas de la sociedad... pero me sigue gustando el fútbol...)

- También tengo algunas frikadas: el 80% de mi biblioteca es ensayo o novela histórica. Aproximadamente, un 25% tratan temas de la II Guerra Mundial. Si bien conozco los clásicos griegos, me encanta Galdós, me llena Quevedo y degluto novela y ensayo de todo tipo, al final me traiciona mi subconsciente, y el libro que más veces he leido es Tormenta Roja de Tom Clancy.

- Lo mismo con el cine: he visto los grandes clásicos del siglo XX, Casablanca me parece indescriptible de buena. Me encantan las películas de John Houston ("El hombre que pudo reinar" es una obra maestra...) y Stanley Kubrick, y me gusta el cine independiente... pero al final, sólo hay una película que veo siempre que puedo... "Desafío Total"... sí, la de Chuache... y no vale como excusa que esté basada en un relato de Philip K. Dick... Si es que soy rarito, rarito...

- Todas las radios de mi casa tienen sintonizado Rock & Gol por defecto... con lo que os haceis idea de mis gustos musicales...

- ... los cuales también traiciono a veces... el último disco que escucho es "Infinito" de Belén Arjona (¿Que coño tendrá esta niñata que me gusta tanto?)

Otro día, más...

Colas, colas, colas...

Hoy he tenido una doble tarea: ir a fichar el paro, y formalizar mi matrícula en la facultad. En principio, trabajo simple y sin complicación. Única molestia: a las 8 y media en pie (sí, sí, reiros, pero yo he sido trabajador nocturno y me metí en el turno de tarde de la facultad para no madrugar...).

8:30 : el Chopi se levanta... primera sorpresa: ha reventado el algibe de mi edificio, con lo que ni soñar con ducharse (huelo a tigre muerto). El estómago parece cantarme la Macarena versión Death Metal, así que sólo ingiero un zumo de naranja de brik (me lo puedo hacer natural, pero si no tiene conservantes ni colorantes, como que no me sabe igual, oye...). Agarro la mochila, el tabaco, el MP3, y me las piro camino del Inem (uy, perdón, esto es Andalucía, aquí se llama SAE, que si no el cacique Chavez se enfada...).

Me monto en mi burra... bueno, no es una burra realmente... ni siquiera llega a moto. Es más bien, una bicicleta con delirios de grandeza. Apenas me cabe el culo a mí, su velocidad máxima, poniéndome yo en posición aerodinámica, y sacandome las cosas del bolsillo para liberar peso, es de 50 Km/h, es fea y vieja... y la adoro. Tiene 11 años, y ahí está, dándo por culo (me tocó en la tombola que hicimos en el cole para el viaje de fin de curso, con eso lo digo todo).

Mi fiel chopocicleta y yo nos dirigimos al edificio del Sae en Juan XXIII. Tráfico jodio, pero ligero para mi cacharrín. Aparco en un plis, me planto en el susodicho edificio oficial... y una cola de mil demonios para sellar la asquerosa tarjetita.

Me digo a mí mismo: "a mí plin, llevo mi MP3...". Me lo enchufo, y cuando estaba sonando "Los rockeros van al infierno" de Baron Rojo... se acaban las pilas (cagoentó). Ale, media hora de cola, por que a los señores defuncionarios se les había escacharrado la impresora...

Consigo sellar y me dirijo a la Facultad (Teatinos: barrio prohibido... para los fumadores). Me meto en la secretaría de Letras y ¡sorpresa!: no hay cola.

Como soy muy vago, me matriculé por internet, con lo que sólo hay que llevar un papelillo firmado y punto.

Se lo digo a la amable señorita de la ventanilla (no es coña, es amable de verdad, aunque parezca mentira...), y me dice que me falta el Anexo 2 de los cojones (no se si en el resto de España es igual... hay que entregar una estadística de mierda que no sirve para nada, pero sin la cual, no te matriculas...). Normalmente se extrae del libro de matriculación, pero en mi facul también te venden una copia en reprografía. Como no es más que un papelín, tiro para allá...

No recordaba lo asquerosamente llena que está la facultad por la mañana (recordad que soy de turno de tarde). Una cola de tres pares de cojones, con una pechá de gente pidiendo fotocopias a granel... media hora para comprar la estadística... un papelito... 0,04 euros... media hora...

Entrego los papiros y me voy a tomar un café. Me amargo al ver tanto jovenzuelo... me amargo más al pensar que con 24 años, la gente de 18 te parece jovenzuela... me amargo más aún al ver lo de buen ver que están las novatillas éste año (joer, ¿por qué cuando entré yo no había ese muestrario? ¿que les echan a las niñas hoy en día en los petisuís... silicona?) ( La historia interminable: Vida de un aburrido ha patrocinado éste momento de salidura masculina, que esperamos se tomen con humor, dado el retraso mental obvio del autor...).

A ver, decidme, mis queridos lectores (creo que sois tres... no creo que me colapseis la línea ...), ¿que extraeis de éstos pensamientos que aquí os muestro?. ¿Padezco estrés del malo?. ¿Mi presión sanguinea ha aumentado por encima de lo normal?. ¿Me faltó la ducha relajante matutina?. ¿Soy un vago rematado que si no duerme 9 horas se mosquea con el mundo?...

Yo creo que, símple y llanamente, me toca muy seriamente los cojones hacer cola...

Lo demás, es que soy así de quejica... que le vamos a hacer...

miércoles, octubre 05, 2005

Pajas mentales

Mira tú por donde, he encontrado un libro de esos que lees y dices " joer, que cabrito, el autor, parece que me conozca de toda la vida...". Uno de esos libros que dicen las cosas tal y como tú las piensas... y eso que todavía no me lo he leido entero... pero promete bastante.

Se llama "Cómo dejar de hacerse pajas mentales y disfrutar de la vida", de Giulio Cesare Giacobe, y se acaba de convertir en una de las biblias oficiales de éste vuestro insulso blog favorito.

El autor intenta, como yo, que la gente que le rodea deje de hacerse pajas mentales, es decir, de inventarse problemas que sólo existen para ellos pero que le producen gran pesar y sufrimiento. Podría yo tomarme unas cervezas con el italiano éste, que seguro que tenemos unas cuantas cosas en común...

jueves, septiembre 29, 2005

Fuegos artificiales (y 2)

Sigo con el tema anterior, que tenía prisa y lo dejé como inacabado.

Pues eso, que a mi se me arrima lo más granado en inestabilidad emocional del planeta. No me entendais mal, no están chaladas de atar... sólo es que parece que siempre aparecen por mi vida cuando acaban de tener un pelotazo psicológico de agarrate y no te menees. Relaciones de fin desastroso, ex-novios dignos de Torquemada, depresiones de caballo, desordenes alimenticios (esto se da con curiosa habitualidad... así que, nenas, cuidadito con eso), y, mi favorita, baja autoestima.

¿Que os pasa a las mujeres de hoy, que se os cae el alma al suelo con cualquier gilipollez?. ¿Por qué os obstinais en pensar que sois feas, tontas, insignificantes y que nadie os va a querer nunca?.

Pero en fin, supongo que eso está en la naturaleza femenina, que sois inseguras por naturaleza (las que intentan aparentar que tienen gran confianza en sí mismas son luego las más frágiles).

Bueno, pues esta es la clase de mujer que se me acerca a mí. No me entiendan mal, no soy un ligón, la gran mayoría se acercan para obtener un poco de consuelo espiritual contándome sus cosas (ya dije que tengo capacidad para ello...). Y yo, pues nada, pues las ayudo, las mimo un poquito, las regaño cuando lo necesitan (a veces dos verdades bien dichas obran milagros) y las escucho cuando la mayoría de sus amigos preferirían arrancarse un ojo con una cuchara a intentar comprenderlas. No me cuesta nada, de verdad. Aunque sea por puro ego, por que me siento importante cuando alguien confía en mí, y me voy más feliz que unas castañuelas cuando noto que he ayudado de verdad...

Pero claro, alguna me entra más por los ojos que las demás. A alguna la escucho con más interés. A alguna me esfuerzo más en ayudarla...

Lo malo es que esa alguna tiene mal concepto de sí misma, de como se puede comportar conmigo, y teme hacerme daño.

Y yo digo: ¡¡¡PERO HIJA DE DIOS!!! ¡¡¡SI ALGUIEN PUEDE SOPORTARTE SOY YO!!!. Leches, ni que me fuese a asustar. Además, se me puede hacer daño, pero gracias a mi perspectiva positivista de la vida, tranquila, QUE LO VOY A SUPERAR.

La elección de si me conviene o no arriesgarme a que me destroces es MIA. Yo decidiré si me merece la pena o no. Tú elige si quieres que te ayude más, que esté más cerca de tí. Elige si te merezco yo a tí la pena. Lo que yo quiero lo tengo muy clarito...

Y si no te intereso, me mandas al cuerno y punto. No me voy a pelear contigo por eso. No voy a dejar de escucharte y acudir a la llamada de ayuda. Ahí no hay vuelta de hoja.

Estais todas locas ¿eh?. Si es que, ser un hombre bueno no es valor en alza... Pero soy así. Con dos cojones. (En realidad, no me puedo quejar tampoco... lo de portarte bien con las mujeres, trae consigo que esas mujeres hablen bien de tí... y esa situación me ha traido buenas oportunidades y alegrías... que no suelo tocar a mis amigas, pero las amigas de mis amigas son un blanco loable y al que entras con recomendaciones... jejejeje)

Ale, ya me he quejado bastante. Las señoritas que no se ofendan... si no estuviesen locas, no me divertiría tanto con ellas...

miércoles, septiembre 28, 2005

Fuegos artificiales

Bueno, tarde o temprano había que tocar el tema. Es inevitable... como la subida y bajada de las mareas, la vida y la muerte, o que el Atleti no gane nada... simplemente, siempre es así.

Hablo de mujeres, claro está.

¿Como no iba a pasar? En cierta forma, siempre es un alivio hablar de ello. Sea bueno o malo, al menos indica que tu vida está activa. Sé lo que me digo: el peor problema con el sexo opuesto es no tener ningún problema con el sexo opuesto. Eso si que amarga la vida. Si tienes algo de que quejarte, es porque tienes algo... o puedes tenerlo.

Y yo ya no sé ni lo que tengo. También es verdad que yo no me identifico precisamente por arrimarme a mujeres cuya vida es fácil y equilibrada... más bien todo lo contrario... ¡todas las locas me tocan a mí!.

Pero no se preocupen por mi. Esa es una de mis capacidades. Por alguna extraña razón vital que no comprendo, mucha gente (y especialmente las mujeres) encuentran una especie de "consuelo moral" en la conversación conmigo. ¿Que le vamos a hacer? A la gente le gusta contarme sus problemas. Para eso soy bueno.

Pero, ¿que pasa?... pues claro, que si estás acostumbrado a problemas de todo tipo en tu compañía femenina, pues eso, te acabas viendo atraido por alguien de ése estilo... porque es lo que mejor sabes tratar. Y si no, te aburres. Y así me va...

jueves, septiembre 22, 2005

Encierro casero

Llevo dos días sin salir de casa. ¡¡¡Dos días!!!. Toda una catástrofe...

Vale, vale, que en casa ahorro y no gasto ni un duro... pase... pero leches, ¡voy a echar raices!

Menos mal que mañana es viernes, y viernes es día de fiesta (el jueves también, pero estoy sin un duro, leches... para que luego digan que el dinero no da la felicidad... más bien, la falta de dinero te la quita). Así que mañana me las apañaré como sea, pero me iré de juerga. Vaya que sí.

Pero en fin, mi día de hoy ha sido la mar de infructuoso: lo único que he hecho es jugar al day of defeat, leer blogs, y ver la tele... ¡¡¡Por Diox!!!. Así, no puedo ni pasar por una persona con inquietudes.

La semana que viene será distinto: vuelvo al gimnasio tras pausa obligatoria (estaba cerrado...), a que mi monitora me machaque a gusto (lo hace bien, la mu jodia... en cuanto ve que flojeo me pincha para que apriete)... y ya falta menos para cobrar... que así no hay quien viva...

Un poco de historia...

Vamos a hablar un poco de el título de éste blog. ¿Por qué se llama la historia interminable?. Muy fácil. Estoy en la facultad, intentando acabar la carrera de Historia (obviamente), que ya voy por mi sexto año y aun me queda alguna asignatura suelta dando por saco. Mis compañeros, con los que estudiaba, y que acabaron ya el año pasado, me hacen un chiste: "Se abre el telón y aparece el Chopi (yo). Se cierra el telón. ¿como se llama la película...? La historia interminable...".

Hay que reconocer que tienen gracia, los muy puñeteros, pero en fin. El estar atrapado en una carrera casi sin futuro es parte del espíritu de éste blog.

Pero quiero dejar clara una cosa. Por muy mal que pinte ésta página, esto no es casa de pesimistas. Es más, invito a los pesimistas a venir por aquí. Porque, por muy mal que parezcan que me van las cosas, yo soy feliz. Puedo serlo más (claro), pero soy feliz. Sólo me quejo para aclarar ideas. Eso tenedlo muy clarito ¿eh?...

¡¡¡Inauguración oficial!!!

Hola, bienvenido a mi blog. Te preguntarás para qué sirve. Te gustaría saber que puedo yo aportar a la excelsa comunidad blogera. Yo te respondo: casi nada.

Entonces, ¿por qué molestarme en abrir un blog y escribir con asiduidad?. Muy fácil: porque necesito quejarme y reconocerme a mí mismo cuatro cosillas que me fallan. Y, si de paso, alguien las lee y se une a mi objetivo, mejor que mejor. Seremos dos.

En éste blog al menos podeis tener algo seguro: nadie será mirado por encima del hombro. Toda opinion posteada será tratada con el máximo cariño y respeto, y probablemente respondida.

Tal vez aquí consigamos un poquito de atención, pero atención de la buena, de gente que no tiene por qué prestártela ni por qué contarte nada. De gente que, al fin y al cabo, no conoces.

Y me da a mí que seremos pocos. Lo más probable es que seamos sólo 2: yo y mi conciencia. Pero con eso basta... por ahora.